Hace unos días recibí la encomienda de montar unos firewalls para dos de nuestras oficinas. Esto en lo que llegan los equipos que se compraron.

Primeramente pensé en un Linux como router, y hacer las rutas y reglas a mano. Como no es mi fuerte y no tenía mucho tiempo. Hice una investigación de mercado y 10 minutos después decidí usar Pfsense. Una distribución  de BSD especializada en firewall. Todo bien hasta ahí.

Lo bajé, lo instalé en un equipo que ya nadie quería y lo puse en lugar del firewall antiguo.

Quiero aclarar que no es mi trabajo administrar esta red, simplemente me dieron esta tarea. Así que para configurar el firewall, requerí preguntar a quien administra la red, datos como rangos de IP, rutas necesarias, routers, direcciones de dispositivos, etc.

En cuanto tuve un panorama de la topología de la red, supe que había algo extraño, muy posiblemente incorrecto. Cosa que comprobé después. Múltiples routers en la misma subred.

 

Si bien esto no era obvio a primera vista, descubrí que el switch que une todas las computadoras, puede y estaba haciendo ruteo en capa tres. Esto por si mismo no es problema, pero el hecho de que conviva con el firewall en la misma subred lo es, ya que el firewall se puede ver como un router básico con un filtro.

 

Rutas simétricas.

Idealmente los paquetes TCP/IP, deberían seguir rutas simétricas entre dos equipos. Una ruta simétrica implica que un paquete del equipo A al equipo D, sigue un camino como:

A->B->C->D

Cuando el equipo D contesta el mensaje, el paquete de respuesta sigue una ruta inversa.

D->C->B->A

 

Cuando los caminos son diferentes se trata de una ruta asimétrica.

Si bien este fenómeno no es muy importante para los routers, si es importante para los firewall. En especial es importante cuando la ruta de regreso, se salta el firewall.En la práctica es normal que los caminos se ajusten y se observen rutas asimétricas en algún momento.

 

Existen dos tipos básicos de paquete IP. UDP y TCP. Hay otros pero los que se usan generalmente para comunicar cosas en internet y en las redes, son UDP o TCP.

La diferencia fundamental es que en UDP, cada paquete es independiente del anterior y del siguiente. A este tipo de paquetes no les importa las rutas asimétricas. Con que lleguen a su destino en un tiempo razonable es suficiente. No importa el camino.

Los paquetes TCP establecen una “sesión” y cada paquete está etiquetado y tienen un orden. Si un paquete por alguna causa llega antes que otro que salió antes, el equipo que lo recibe, lo hará esperar hasta que llegue el que va antes.

Si un paquete UDP se pierde, es responsabilidad de la aplicación que controla la comunicación, hacer algo para remediar la situación.

Si un paquete TCP se pierde, es responsabilidad del protocolo (TCP/IP) manejar la retransmisión del paquete faltante.

 

Los firewall modernos, además de filtrar los paquetes por origen, destino, tipo y puerto, están al pendiente de la sesión a la que pertenece el paquete (stateful). Y es esto lo que hace que el problema, sea un problema.

 

Una ruta asimétrica que evita el firewall de regreso, deja al firewall en espera de un paquete que nunca llegará. Sin embargo, el paquete si llega a su destino, y la maquina que lo recibe lo procesará felizmente y seguirá enviando más paquetes, por ejemplo solicitando otra parte una página web.

Cuando el nuevo paquete llega al firewall, este se encuentra aun en espera del paquete de respuesta. Muy posiblemente el firewall deje pasar el nuevo paquete en lo que espera la respuesta, o lo haga esperar con la esperanza de enviarlos en orden (no estoy seguro de cual es el comportamiento correcto o si puede variar según la marca o la situación). Sin embargo, con el paso del tiempo, el firewall se da por vencido y piensa que el paquete se ha perdido para siempre y que ninguna retransmisión ha llegado tampoco. Piensa que la sesión ha fracasado y la borra de su memoria.

 

Cuando llega un nuevo paquete marcado como parte de esa sesión, el firewall no lo reconoce como parte de una sesión válida, y piensa que es un paquete falso o incorrecto. Por lo que lo descarta e interrumpe la comunicación.

 

Cuando explique esto a mis compañeros de trabajo, me oyeron “atentamente” y siguieron trabajando. Me sentí ignorado. Pensé que no había sido claro y volví a insistir un poco más. Igual resultado.

 

Al final llegué a la conclusión que ni siquiera consideraron mi argumento, pues me ven como un idiota que piensa que sabe de redes.

Una simple búsqueda en google por rutas asimétricas listará una serie de artículos que hablan de este fenómeno. El simple hecho de que se mencione en internet no lo hace verdadero, pero si demuestra que al menos más de una persona considera que esto es importante como para mencionarse. Esto por si solo debería generar una señal de alerta, al menos para investigar y documentarse, si la explicación que di no es convincente o completamente correcta.

 

Desde hace cuatro días han  estado experimentado problemas que yo atribuyo a esta situación. Y han estado corrigiendo los problemas con casos especiales en las reglas de ruteo.

 

Los síntomas incluyen desconexiones aleatorias, inestabilidad en la red, pruebas de ping que funcionan entre dos equipos, con tiempos variables entre una prueba y otra, pero no una conexión Telnet. Trazas internas que varían cuando se ejecutan varias veces, que siendo un ambiente controlado con rutas estáticas no debería.

Me cuesta mucho trabajo mantenerme al margen, ni siquiera me siento contento de tener razón y que ellos estén sufriendo por una situación que pudieron haber prevenido haciéndome caso. Me frustra que estén tan ciegos, que estoy seguro nunca sabrán que el loquito este, tenía razón.

 

 

Good riddance!

 

 

 

 

En la película de Los Croods el padre de la familia de cavernícolas tiene una frase que repite constantemente durante la misma:

“El miedo es bueno. El cambio es malo. Lo nuevo siempre es malo. Nunca no tengas miedo. Nunca dejes la cueva”

nuncadejeslacueva

La película, obviamente, va de que nuestros miedos y prejuicios personales nos mantienen en un sitio seguro, pero estático. No nos permiten evolucionar.

nevernotbeafraid

Cada vez que algo ha modificado el comportamiento de los niños con respecto a como lo recuerdan sus padres ha recibido opiniones que insisten en que es malo, debería prohibirse y limitarse. Pasó con la TV, los juegos de rol, las consolas de videojuegos, los cómics. Incluso hay artículos por ahí del S.XIX que muestran cómo los profesores de la época se quejan de que se estaba perdiendo la sana costumbre de escribir en pizarras en los estudiantes y cómo esto es de lo peor que puede pasar para su desarrollo.

fear

Hoy veo compartido en varios sitios la traducción (que además es especialmente mala y manipulativa) que ha hecho la Fundación PROTEGER de un artículo de Cris Rowan en el Huffington Post y me deprime enormemente porque alimenta ese demencial prejuicio y miedo que tenemos todos los humanos a lo que no conocemos de la peor forma posible: Intentando hacer como que no existe, prohibiendo y bloqueando el acceso al mismo.

newandead

El artículo lista una serie de “peligros” por el uso actual de la tecnología (considera “abuso” lo que hoy en día se ve como “uso normal”, así que no haré distinción entre los términos) y está escrito por una Pediatra dedicada a la terapia ocupacional, de acuerdo a la firma.

A mis ojos, este post tiene varios puntos discutibles.

Un problema principal es que lista un montón de correlaciones como si fuesen causa y efecto. En el fondo esto es lo que hará que el artículo sea muy compartido y un montón de gente esté muy de acuerdo con él: Nos asegura que la “culpa” de todo lo supuestamente malo está otros que no somos nosotros (los padres) y de prometernos que la “solución” está en nuestras manos, prohibiendo. Esto tiene el efecto simultáneo de desinformar, manipular y propiciar la continuada ignorancia de lo que hay de fondo, ayudándonos además a mantener una posición de superioridad moral sin tener más que hacer que ponernos a prohibir (que no nos cuesta trabajo y nos hace sentir bien).

Sin entrar en los puntos individuales, el resumen de todo es que este artículo refleja cómo los padres hemos ido subcontratando a otras personas, traspasando nuestra responsabilidad a profesores y médicos, la educación y cría de nuestros hijos. Esto nos evita tener que enfrentarnos a la responsabilidad y sentirnos buenos padres reclamando a otros cuando sale mal.

El resultado obvio de no dedicar tiempo para entender el mundo en el que se crían nuestros niños debería ser intentar hacerlo, pero termina siendo prohibirlo. “Si no te diviertes y socializas de la forma que yo lo espero, lo estás haciendo mal”.

El problema al que nos enfrentamos no es que haya mucha tecnología, una posible “demencia digital” (me asombra que alguien se tome en serio el artículo después de leer esto) o que los móviles puedan provocar obesidad (de nuevo, confundir correlación con causalidad). El problema al que nos enfrentamos es que la gente que hoy quiere prohibir la tecnología no la comprende ella misma y no sabe como integrarla en su vida (en la de sus hijos ha estado integrada siempre); por lo tanto o ignora su existencia o busca prohibirla, ambas formas de hacer que el problema desaparezca.

Ignorar la presencia de la tecnología en nuestras vidas provoca un distanciamiento con quienes la aceptan y abrazan. Tras una decisión así nos encontramos con que no nos gusta el distanciamiento que produce pero no nos atrevemos a achacar como culpable a la decisión que hemos tomado de mantenernos diferentes y el resultado es abrazar artículos como este que nos convencen que el problema no somos nosotros.

La “solución” al problema es difícil porque no es cómoda. El primer paso es reconocer que el problema lo tenemos nosotros y el segundo es trabajar para tratar de minimizar esa distancia y desconocimiento del sitio en el que se encuentra ya la humanidad del futuro.

notdying

La alternativa, obviamente, es aceptar que el mundo se mueve hacia adelante y que hemos decidido bajarnos del tren y quedarnos atrás. Es una decisión válida, pero no puede ir acomppañada de miedo y resentimiento sino de aceptación propia y hacia los demás.

No quería comentar los puntos individualmente pero sí tocar tres ideas generales, que reflejan varias facetas del problema real que veo detrás del artículo y de quien lo comparte estando de acuerdo con él.

1.-“La tecnología omnipresente en los últimos 10 años está haciendo estragos en el desarrollo de los niños”: Hay aquí un punto esencial que tira toda la credibilidad de algo como esto por los suelos (así como muchas otras modas que van surgiendo y desapareciendo sobre cómo criar y educar): No es posible afirmar categóricamente el efecto de algo en la sociedad/humanidad hasta que no ha sucedido. Cuando alguien te dice que un niño criado con smartphones al ser adulto sería menos capaz en cualquier cosa de otro que no lo haya sido están, literalmente, mintiéndote. Te miente porque no hay aún ningún adulto que se haya criado desde pequeño con smartphones, que conocemos en su forma actual desde hace apenas 7 años, en nuestra sociedad. Cuando las modas educativas cambian más rápido de lo que toma a los niños sobre los que se practican en volverse adultos, lo que vemos son proyecciones de quienes las postulan. Esto nos lleva al siguiente punto:

2.-La comunidad “médica” no está exenta de prejuicios, ignorancia y manipulación: De la misma forma que farmacéuticos y médicos promocionan y venden homeopatía como si fuese medicina real y ni siquiera parpadean al hacerlo, la comunidad médica (como la científica) no está exenta de los miedos, prejuicios y amoralidad que tan parte la humanidad son. Es perfectamente posible para un doctor inventarse toda una teoría que no sea sino una proyección de sus prejuicios o de su terror a volverse obsoleto y presentarla de forma que parezca perfectamente lógica.

En el artículo se comenta que se ha multiplicado la cantidad de casos médicos reportados de enfermedades que no existían hace veinte años y del diagnóstico de medicinas (Ritalin, Adderall) que no eran necesarias hace dos generaciones. Al poner algo así las alarmas deberían saltar inmediatamente a quien lee y cuestionarse si no será que el problema no es que haya más casos sino de lo que está provocando que más doctores diagnostiquen una enfermedad que se ha vuelto un comodín para minimizar el trabajo de padres y doctores?

Al fin y al cabo, de la misma forma que si alguien de urgencias te ve muy insistente te diagnosticará algo trivial y te dará una “medicina” inocua para que no vuelvas por lo mismo, un doctor listo sabe cuando si le dice a un paciente “no es nada” este puede decidir cambiar de doctor por otro que esté dispuesto a diagnosticarle algo. Algo similar sucede con muchos farmacéuticos que reconocen el valor de *siempre* venderle algo a quien decide ir hasta la farmacia.

Cuando lees que el problema de que haya más chicos con desórdenes de atención diagnosticados y bajo más medicación que nunca antes, vale la pena considerar que la primera razón de esto es que hay más doctores que lo diagnostican y más compañías farmacéuticas felices vendiéndolos. Preguntarse si no es posible que haya una considerable cantidad de factores de otro tipo ahí sería sano.

Hay pistas a esto en el artículo, que incomprensiblemente se tratan como “pruebas”. Por ejemplo: “Uno de cada seis niños canadienses tienen una enfermedad mental diagnosticada y están sometidos a medicación psicotrópica riesgosa” no indica que esto deba ser una preocupación tan grande en lo que dice como en lo que implica: Que hay muchísimo diagnóstico de un tema no trivial, con medicamentos que alteran la personalidad, y que debería ser mucho más investigado y controlado.

3.-La ignorancia científica como herramienta de terror: El post hace algo imperdonable y lo que en el fondo me ha hecho escribir este churro gigantesco: Cita las famosas listas 2A y 2B de posibles/probables carcinógenos de la Organización Mundial de la Salud en la que esán metidos los teléfonos móviles (está en la 2B, pero hay gente citada que pide que se pasen a la 2A). No indica que la presencia en estas listas por definición solo puede darse cuando *no existen pruebas fehacientes* que confirmen una relación entre el cáncer y lo que las listas incluyen.

Las listas IARC 2A y 2B de carcinógenos de la OMS representan, sobresimplificando, las cosas que se han reportado muchas veces como posibles carcinógenos. La distinción entre 2A y 2B lo que refleja es la cantidad de atención que uno u otro tienen.

Para dar algo de perspectiva sobre estas listas basta recordar que en la lista 2B se encuentran el café, el talco para el culo de los bebés y los batidos de vainilla del McDonald’s; mientras que en la lista 2A se encuentran el Mate argentino, ser peluquero o trabajar en turnos nocturnos.

En ambos casos, las listas están para documentar que hay reportes que dicen asociar el cáncer con estas cosas, pero no hay estudios concluyentes que lo avalen. Las listas además no son simples listas de cosas sino que requieren ciertas cantidades de exposición y concentración para incluso tener ese estado indeterminado de posible/probable carcinogénesis.

Lo imperdonable, algo que vemos también entre anti-evolucionistas cuando malinterpretan el término “teoría” confundiendo el uso coloquial con el científico, es no explicar que “probable” y “posible” son términos científicos para definir incertidumbre, no lo contrario. “Posible” significa “no se ha demostrado lo contrario” y “probable” significa “no se ha demostrado lo contrario, pero hay que asegurarse”. Cuesta mucho que la ciencia haga una afirmación categórica de “esto NO puede tener efecto” porque simultáneamente es consciente de la vastedad del universo y desventajosamente honesta, optando por usar términos precisos que luego pueden ser fácilmente manipulables de forma coloquial. Un problema de escrúpulos que no tiene la gente que escribe cosas como esta.

Para entender el matiz recordemos que la lista 4 son “productos probablemente no carcinogénicos para los humanos” y contiene *UN* solo elemento. Solo la lista 1 tiene elementos clasificados como “carcinogénicos”. Ahí aparecen el fumar, el humo del tabaco, el asbesto, etc.

En el fondo, la mejor forma de que los niños se desarrollen bien es simplemente dejarles ser niños. Propiciar un entorno en el que puedan jugar de varias formas y asegurarse de mantenerles expuestos a lo que su generación considera normal es mucho más sano que mantenerles en el salón de casa, no permitirles interactuar por su cuenta con más gente, pero no permitirles abstraerse con lo poco que tienen disponible a su mano. Tenemos que entender que es una generación que será diferente a nosotros y de la misma forma que hoy nos parecen ridículas muchas de las ideas de nuestros padres al educarnos, las nuestras lo son también y es nuestra responsabilidad tener esto siempre presente.

Nuestra responsabilidad es darle a ellos la forma de que encuentren su desarrollo y esto se logra a través de abrir puertas, no cerrarlas. Si un niño con posibilidad de hacer mil cosas elige usar un ordenador o un tablet entonces es que eso es lo que les gusta. Nuestra incomprensión de sus gustos es un reflejo de nuestra ignorancia e inseguridad, no de si son adecuados.

El artículo está escrito por Cris Rowan, propietaria de la empresa ZoneIn, que se dedica a cobrar por sus terapias de educación y planes de estudios que dependen para su existence que la gente crea que hay problemas que ella puede resolver.

Hace unas semanas tuve la oportunidad de usar una televisión 3D.

En el centro comercial, un vendedor se ofreció a mostrarme una. La película que se exhibía era “El Rey León” de Disney.

Cuando me puse los lentes lo primero que noté es que el 3D parecía como teatro de  marionetas. El fondo de la pradera era plano. Algunas plantas y árboles se veían en un plano intermedio como recortes de papel de una escenografía. En el frente se venían los personajes principales también planos.

El efecto no es natural. Se ve interesante sin embargo.

Mi primer pensamiento fue: “Esta es una película viejita y animada a mano, que fue convertida a 3D. No puedes juzgar el 3D con esto.” Seguramente una película creada en 3D desde el inicio se vería mejor. Le comenté esto al vendedor  y me comentó que tenían “Avatar”.

Después de unos minutos regresó con el Bluray de Avatar.

Unos cuantos segundos después comprobé que era la misma mierda. Planos diferentes a diferentes profundidades con personajes planos recortados.

Cuando vi Avatar en el cine, tuve la mejor experiencia 3D en mi vida. Un 3D casi natural que apenas se notaba. La experiencia en al televisión no fue comparable.

Estoy casi seguro de que la versión bluray de Avatar que vi, fue creada convirtiendo la versión 2D en 3D y no de la versión 3D del cine.

Es posible que esté equivocado sobre Avatar. Sin embargo la experiencia no justifica para mi una televisión en 3D.

Desde hace algunos años he visto que Twitter, si es que podemos catalogar Twitter como una red social, ha modelado la política de varios países.

Twitter es fácil de usar, difícil de censurar. La voz de una sola persona en Twitter puede tener efectos gigantescos si se reúnen ciertas condiciones. No se cuales más, pero podemos pensar en “twitear” las palabras correctas en el momento correcto.

En fin, había visto esto en otros sitios pero no aquí, en México. Hasta ahora.

Independientemente de lo político, lo que me impresiona es que un evento que trató de ser minimizado por las grandes televisoras, explotó en Twitter y no importó que no se hablara en la televisión del asunto al principio.

Cuando esto ocurrió, me vino a la mente: “¡Esto es democracia!”, La voz de cada persona que puede ser escuchada directamente por los demás.
Ya reflexionando, pienso que esto no es totalmente cierto, pero en ese momento, fue lo que surgió en mi mente.

¡Cómo me gustaría tener una octavo de la capacidad de expresión de mi hermana que es escritora profesional, para que esto no suene tan cursi como suena cuando leo lo que escribo!

El punto es que me emocionó ver como twitter permitía que pasara algo que de otra forma no pasaría.

A este blog ya se le estaba pasando su desempolvada semianual.

El otro día discutía con una amiga sobre si el crédito era necesario, un mal necesario o algo innecesario.

Salvo el caso de comprar /construir una casa, considero que uno debería poder andar por la vida sin recurrir al crédito.

Mi argumento es básicamente el siguiente:

“Si tienes dinero para pagar algo a crédito, significa que tienes suficiente dinero para ahorrar y comprar ese algo de contado”.

Por supuesto que eso significa que no puedes tener lo que quieres de forma inmediata, y vas a tener que espera a juntar el dinero suficiente para comprarlo.

Salvo las necesidades básicas como alimento, vestido, atención médica y un lugar donde vivir, la mayoría de las cosas pueden esperar.

Un televisor, una computadora, un auto, etc. Son cosas que muchas personas ya tenemos, así que comprar uno nuevo no es un necesidad inmediata la mayoría de las veces.

Un argumento común que he escuchado para usar un crédito, es que la gente usa los créditos como una forma de obligarse a destinar dinero a un fin específico, ya que de otra forma se gastaría ese dinero y no ahorraría.

Pienso que esto es suficiente para remover las telarañas de este sitio.

Telecinco presume de su “logro con impacto mundial” al lograr que un juez dictamine que un sitio de compartición de contenidos como Youtube sea responsable por los usuarios que suben su propiedad intelectual. La misma que actualmente se emite en televisión abierta y se le permite grabar a cualquiera.

Esto no sólo significa que de ahora en adelante nadie podrá mostrar esto en su web:

Sino que puede significar que tampoco se podrá hacer aquí:

Ni aquí:

Ni aquí:

Ni aquí:

¿Qué seguirá? ¿Quitar Telecinco de los resultados de Noticias de Google?

Que momento mas triste para Internet. Un antecedente histórico, sí. Pero no como lo piensan.

Hace un mes o así compramos un coche nuevo, un Toyota Yaris Rock in Rio.

EDITADO: Sergio me ha puntualizado que el modelo de Eclipse que incluye Toyota es el AVN2227, no el AVN220p. La puntualización es importante porque donde el 220 es de hace dos años, el 2227 aún no ha sido “liberado” formalmente. El modelo real es el “TNS400”, que parece ser una versión del 2227 específica para Toyota. El resto de la entrada sigue siendo válida pero el que el modelo aún no exista oficialmente puede indicar la inexistencia de actualizaciones. Aún así, es imperdonable que venga de fábrica con mapas obsoletos hace más de un año.

Haré una prueba hoy a ver si las cosas han cambiado desde Mayo.

EDITADO 2: Han habido algunos problemas con los comentarios. Alguno repetido y notificaciones en falso. Ya debería estar resuelto.

El proceso de selección fue largo y cansado. Encontrar un coche que llenara nuestras necesidades, que nos diera beneficios sobre otros y que nos gustara no fue fácil.

Al final escogimos este y una de las razones de ello fue el dispositivo de navegación Tomtom que incluye integrado en el tablero. Una versión del AVN220p de Eclipse.

Hoy después de mucho discutir descubro que los mapas de este navegador son obsoletos, que el equipo Tomtom lo considera obsoleto y que no existe ningúna posibilidad de actualización del mismo ni siquiera para que la información que presenta se corresponda, al menos, al año en que se está vendiendo.

Fui a poner un comentario en la página de contacto de toyota pero marca un error si el comentario es muy largo (no hay mención de esto al escribirlo). Como lo he tenido que partir en tres partes pongo aquí el comentario completo, para que quede en al menos un sólo sitio constancia.

Hola,

Originalmente este mensaje consistía de una sola parte enviada sólo a toyota a través de la página de contacto (http://www.toyota.es/forms/contact.aspx ). Después de escribirla la página me menciona que no permite más de 1024 caracteres así que he dividido el mensaje en tres partes y por claridad he publicado una versión completa en mi web, en la dirección:

Parte 1 de 3:
Quería poner esta nota porque ya he tenido vuestra encuesta telefónica sobre la compra de mi Toyota Yaris Rock in Rio y la he contestado como que estoy completamente satisfecho pero un par de situaciones se han sucedido que me hacen recapacitar y debería mencionar de dónde surge mi disgusto actual con la marca.

El coche que he comprado, Yaris Rock in Rio, es una promoción especial altamente publicitada donde Toyota incluye un dispositivo integrado de TomTom (el modelo original siendo específicamente un Eclipse AVN2210p mkII). Este dispositivo es el punto central de la campaña de publicidad alrededor del modelo. Además la promoción es por una serie de conciertos (Rock in Rio) que ni siquiera han empezado aún. Se asume que el modelo de TomTom integrado es, lo menos, reciente.

Al utilizar el dispositivo empieza pronto a ser obvio que los mapas son muy antiguos (por lo menos un año, aunque en general para algunas zonas de Madrid son de hace dos o más y en partes como San Chinarro tiene información totalmente errónea) y al llamar a TomTom la respuesta que se da es que este equipo es obsoleto y que no sólo no se le pueden poner los mapas actuales (versión 8) sino que tampoco los mapas anteriores de TomTom (versión 7). Aclaro que en todo momento he comprendido que esto tendría un coste adicional y no que pretenda un servicio gratuito a perpetuidad.

Estáis incluyendo un equipo que el fabricante clasifica como obsoleto desde hace como mínimo un año en un paquete especial que promueve un evento que aún no comienza.

Ni el fabricante ni Toyota incluyen una opción para actualizar este equipo (algo VITAL en un navegador GPS); ya sea en contenido (Mapas o Software) o en hardware (no se puede comprar una unidad TomTom que pueda funcionar en el mismo emplazamiento). No es cuestión de coste, la opción no existe.

La burla hacia el cliente es doble cuando Toyota anuncia que ya se pueden obtener actualizaciones de sus navegadores en la página principal (y enlazada desde la página del Rock in Rio) pero no se menciona que el TomTom incluido en el Yaris Rock in Rio no tiene los mismos derechos que los demás y no permite actualización. Esto no se menciona como aclaración tampoco en otras partes de la web.

Perdonadme, pero no sólo estoy sumamente insatisfecho con esta decisión de Toyota (tanto de la inclusión de un equipo obsoleto como de la pobre negociación con TomTom para proveer mejor soporte como de la falta de mención en ningún sitio que el equipo sólo es actualizable en la teoría, no en la práctica) sino que además me aseguraré de mencionar este punto específico cada vez que haga mención de mi coche o la marca.

Por el resto del coche, el concesionario y el vendedor no podría estar más satisfecho así que me parece sumamente triste que por algo así (y entendamos mi razón: El punto principal de venta el Rock in Rio, en publicidad impresa y televisiva, es el dispositivo integrado con TomTom y soporte iPod) todo lo bueno se vea manchado.

Gracias por su atención. No espero que este mensaje sea leído por nadie en Toyota pero sentí que tenía que decirlo.

Saludos
Eduo

The will to blog is a complicated thing, somewhere between inspiration and compulsion. It can feel almost like a biological impulse. You see something, or an idea occurs to you, and you have to share it with the Internet as soon as possible. What I didn’t realize was that those ideas and that urgency — and the sense of self-importance that made me think anyone would be interested in hearing what went on in my head — could just disappear1.

Emily GouldExposed – NYTimes.com

Aunque no en un extremo tan grande como el de Emily me está sucediendo algo similar. En mi caso ese impulso no ha desaparecido pero ha sido casi completamente reemplazado por otros medios. Tal vez sea la sensación de retroalimentación inmediata de Twitter o la de compartición casi-anónima de Google Reader2 pero para alguien que usaba su blog principalmente para transmitir lo que había encontrado por ahí el ritmo de escritura se ha cortado totalmente.

He perdido la voluntad de escribir en el blog (pero no de compartir, lo cual es el centro de todo esto: He encontrado formas más eficientes de hacerlo que el blog).

Las opciones son pocas. Compartir TAMBIÉN por aquí o empezar a hacerlo sólo de opinión y contenido original (una idea que ya había empezado a aplicar últimamente). El problema estriba en que el RITMO ya no está ahí.

  1. La voluntad de escribir en un blog es algo complicado, a medias entre inspiración y compulsión. A veces se siente como un impulso biológico. Ves algo, o una idea se te ocurre, y tienes que compartirla en Internet inmediatamente. Lo que nunca había pensado es que esas ideas y esa urgencia — y la sensación de importancia que me hacía pensar que alguien podría estar interesado en lo que me pasaba por la cabeza — podían, simplemente, desaparecer. []
  2. Donde lo más que metes es una notita, de vez en cuando, en lo que compartes. []

El fin de semana pasado estuve platicando con un empleado de Telcel. Siempre que le veo lo hostigo con preguntas sobre cuando llega el iPhone a México.

La respuesta normalmente era: “No se” hasta ayer que me contestó: “en junio”.

De forma independiente, el periódico “El Universal” sacó esta nota que apoya la respuesta.

La red de Telcel es 3G y los rumores sobre un iPhone 3G indican que este estará disponible en junio también.

En fin, también en esas fechas entra en vigor la legislación que contempla la portabilidad de los números telefónicos móviles.

Esto significa que las compañías ya no podrán presionar a sus subscriptores con perder su número telefónico si se cambian de compañía.

Le comentaba a esta persona de Telcel, que las compañías de móviles no ofrecían un “valor agregado”. El simple hecho de conectar a una persona en el punto A con la persona en el punto B no constituye un valor agregado.

El “valor agregado” viene muchas veces del equipo que la compañía celular móvil ofrezca en exclusiva.

Lo que mantiene a las personas cautivas a las compañías son tres cosas principalmente:

1.- Los contratos forzosos.
2.- El costo que representa cambiar de compañía. (El económico y social de perder el número del móvil.)
3.- La incapacidad de poder comparar dos planes de telefonía móvil.

Precisamente el hecho de que existan planes que sean muy difíciles de comparar, es el resultado de la inexistencia de un “valor agregado” real. Por eso se tiene que recurrir a esquemas complicados e incomparables para dar la sensación de existe un valor agregado. Si los planes fueran algo así como: “Todas las llamadas cuestan un peso por minuto.” Sería muy fácil escoger la opción mas barata.

Algo que yo reclamaba a esta persona, es que había clientes de años que conservaban sus planes de telefonía móvil con precios dos veces mas altos que las tarifas actuales. Yo pienso que lo correcto es que la compañía móvil debería modificar el plan de estas personas para cobrarles lo mismo que a los subscriptores nuevos por el mismo servicio, o aumentar el servicio de forma que corresponda a lo que paga la persona.

La respuesta que me dieron fue: “No podemos alterar lo que hemos contratado con los clientes, además es responsabilidad de los subscriptores estar al tanto de los nuevos planes y solicitar el cambio de plan que les convenga. Todas las compañías le van a cobrar a sus clientes lo que se dejen cobrar”.

Creo que esto es el resultado de que los clientes de telefonía móvil, no son fieles a la compañía que les da el servicio. Esto seguramente lo saben las compañías y optan por cobrar lo más que puedan pues no saben cuando los dejarán sus clientes por otra compañia.

Yo pienso que la mayoría de las personas, no objetarían que alteraran lo estipulado en el contrato, si esto representa que van a recibir mas por su dinero o van pagar menos por el mismo servicio.
Si lo de no poder alterar los términos del contrato a favor del cliente es real, ¿Que tal una aviso de que existe un mejor plan, más barato que el vigente? Esto si podría ser llamado valor agregado.

Ya que me estaba quejando sobre mi teléfono pensé que bien podría poner algunas las cosas que me han ido molestando, en parte para desquitar la frustración y en parte para poner sobre la mesa la posibilidad de que sea yo el que está haciendo las cosas mal1.

He intentado ser imparcial, de verdad. He hecho lo posible por no dejarme influenciar por prejuicios basados en lo que conozco de Sony-Ericsson (la memoria muscular puede mucho) Aún así admito que debo haber fallado estrepitosamente y esto sonará a “todas las cosas que no puedo hacer en mi Nokia y podía antes”.

OJO: No espero que nadie lea esto, pero me sirve para desahogarme y para ponerlo como lista de cosas que tengo que resolver.

No me preocupa poner mis prejuicios en evidencia pero no acepto “en Nokia se hace diferente” sin una justificación detrás. Tampoco me sirve ninguna solución del tipo “puedes bajarte una aplicacioncita que lo hace”2. Si alguien me corrige ya iré tachando mis errores, lo juro:

  • Aunque tiene una alarma en la aplicación de reloj, esta no permite poner recurrencia ni marcar en qué días debe sonar. Algo que me parece básico. No puedo crearme un “evento recurrente” en el calendario porque al sincronizar me sonaría en tres ordenadores además del móvil. Se que deben haber aplicaciones para esto pero el fallo sigue existiendo3.
  • Hay una tardanza de casi seis segundos entre que selecciono la linea “x Mensajes nuevos” y que me aparece el mensaje para leerlo. Ridículo. Tardanzas similares en acceder a la libreta o al calendario. Hoy davidgp por twitter me ha pasado un enlace a un nuevo firmware para el Nokia N73 que lo acelera muchísimo, casi a velocidad humanamente tolerable. Sólo les ha tomado unos cuantos años lograrlo así que cruzaré los dedos para que salga uno para mi e65.
  • Al cerrar el teléfono no hay forma obvia de configurarlo para que se bloquee automáticamente. Siempre pregunta y si se te olvida ponerlo prepárate para que tus llaves llamen a alguien desde tu bolsillo. En el N73 ni siquiera pregunta y un mes después no sabemos aún que combinación de una o dos teclas lo puede bloquear.
  • Nokia decide reinventar el estándar de Bluetooth porque ellos son los que más molan del grupo, requiriendo drivers en Mac OS X y permitiendo a dispositivos como el TomTom y otros manos libres conectarse cuando en realidad no ofrece los servicios necesarios4. Ridículo5.
  • Por extraña extrapolación, si eliges “ascendente” para el tono del móvil decide que también lo quieres así para los SMS y para la alarma/despertador. Resultado: Nunca oyes que llegan mensajes si lo tienes activado.
  • La implementación del texto predictivo no te ofrece un menú desplegable de opciones hasta donde puedo ver. Tienes que apretar una tecla cambiando opción tras opción. No puedes saber si una opción existe hasta que le das la vuelta entera a todas, pasando una por una.
  • El mismo texto predictivo no ofrece ninguna forma obvia de añadir palabras nuevas a menos que escribas una brutalidad tal que amerite que condescendientemente te premie con el ansiado botón de “Spell”. Esto aúnado a sus terribles asunciones (tienes “Nena” pero no permite “Nenas”) lo hace incómodo de usar.
  • Al recibir SMS le es muy fácil no asociar el remitente con una persona en tu agenda. Ya sea porque el número no es idéntico o porque es muy largo o simplemente porque no le mola. Ningún número de Itzel me aparece como de ella sino como de un número. Incluso añadiéndolo como número de nuevo no lo muestra. Se puede ver aquí, dónde todos los SMS con número son de Itzel, a quien claramente tengo en la agenda.
  • La escritura por teclas de toda la vida está rota sin remedio. Donde dice “MNO” realmente significa “MNÑO”, rompiendo una de las premisas más importantes en interfaces de usuario: Las teclas son lo que dicen ser. Esta elección deja claro la mayoría de los problemas de interfaz del sistema de Nokia: La ha hecho un ingeniero para quien es más importante que el abecedario vaya en orden correcto a que esté de forma lógica, me juego un dedo. Un programador de mente cuadrada que insistía: Si la Ñ va antes de la O da igual lo que diga la tecla. Para abofetearles. Incambiable hasta donde sé.
  • La distribución de la miríada de iconos y los accesos a las configuraciones son un caos. Pestañas que también se acceden como menúes o como iconos. Aplicaciones metidas dentro de carpetas de su padre y de su madre. Opciones totalmente anti-intuitivas (para hacer aparecer una barra de atajos tienes que activar el “modo en espera”, por ejemplo). De nuevo el ingeniero de arriba proveyendo diecisiete formas de acceder a lo mismo, lo cual insinúa que es usuario feliz de Linux.
  • Aparte de la “pantalla principal” que tiene seis iconos y dos atajos tienes un menú principal con quince (QUINCE!) opciones. No todas las aplicaciones están en “Aplicaciones” y no todas las herramientas estan en “Herramientas”. En herramientas tienes 18 opciones donde modificas configuraciones, aparte de un icono propio de “Configuración” que contiene 10 iconos que, al ser seleccionados, envían a una pantalla con 10 pestañas equivalentes. No es tampoco el único sitio de configuraciones.
  • Una cámara que es incapaz de capturar la imagen tan bien como la muestra en la pantalla (no alegaré la extraña decisión de Nokia de no incluir una cámara de videoconferencia en el e65, pero es lo menos inesperado en un teléfono tan supuestamente super internetoso), cuyo botón de captura parece significa “Vale, esto que me muestras ahora llénamelo de ruido y colorea a toda la gente de verde o rojo, al azar”.
  • Cuando el teléfono está bloqueado ninguna tecla sólo la tecla de encendido activa la retroiluminación, casi imposible de apretar con una mano. Esto hace que si lo bloqueas en la oscuridad, cuando aún no sabes manejarlo bien, no puedas ver la hora, las citas pendientes o si has tenido mensajes y llamadas perdidas.
  • Menudo LíoEl Nokia Multimedia Transfer6, aunque bien en principio porque supone poder sincronizar con iTunes, iPhoto y iSync, en la realidad monta un lío de ficheros y carpetas de caerse para atrás.

    Por un lado obliga a crear listas de reproducción, lo cual no debería ser problema si no fuera porque luego no sabe procesar estas listas. Si una lista está vacía se pone a copiar toda la librería de iTunes, si una lista repite canciones de la otra entonces copia la canción dos veces, se inventa autores numéricos, se equivoca con un autor y mete doscientas canciones repetidas dentro de su carpeta, recorta los nombres de las canciones y los álbumes, etc.

    Me ha tomado cinco intentos, varias horas y unas cuantas recargas de batería (que se cae por los suelos en las transferencias) encontrar una distribución que más o menos me guste para toparme con esto (a ver si se nota lo que está haciendo mal):

    Eso sí, son más fáciles de apilar así.

    Oh si, así es. Todas las canciones por encima de 4:22 de duración han sido recortadas y las etiquetas de las canciones se han perdido.

Aparte de eso me gusta mucho el aparato. El hardware es sólido y de calidad y sinceramente no le veo problemas (como lo tenía el botón de la cámara de mi Z520i) mas allá de la falta de una cámara de VC y un pseudo-flash como el del N73. El gran problema es cómo está diseñado el sistema operativo.

Que sí, que mola un montón poder poner aplicaciones y Yahoo Maps y demás chuminadas pero lo primero y principal es que esto es un maldito teléfono y si ser un teléfono no puede hacerlo de la mejor forma posible antes de meterse en otras cosas entonces no vale ni para lanzárselo a la cabeza a alguien. Si Nokia ha adoptado la filosofía Microsoft de hacer sistemas que implica que cada departamento haga lo suyo y lo ponga en cualquier sitio pues listos vamos. Un teléfono requiere, aún más que un ordenador, una experiencia de usuario congruente, intuitiva y unificada.

Lo que me he topado lo he comentado con otros y parece ser una reacción, en su mayoría, común a quien empieza con un Nokia moderno (en contraste a quien lleve usándolos desde hace tiempo y esté acostumbrado), sin importar si viene de otros móviles o si es el primero que usa.

Y no, no me vale “Hombre, es que es cosa de acostumbrarte una vez que te dicen cómo hacerlo”. Es cosa de acostumbrarte, claro; pero no debería ser difícil averiguar cómo hacer las cosas.

Si me equivoco en mis comentarios en parte significa que las funcionalidades existen pero no son fáciles de encontrar u obvias de usar, lo cual aunque menos no deja de ser un fallo. No descarto que en otra parte sea error mío, como he dicho antes.

No se si en otra entrada comentaré sobre las aplicaciones y el potencial en sí del aparato porque, sin rodeos, me parece irrelevante en una pantalla tan minúscula. Las aplicaciones que probablemente use en este teléfono requerirán poco mirar a la pantalla y nada de interacción (por ejemplo, un grabador de tracks en GPX). Escribir es impensable en este tecladito y los juegos en el móvil me parecen un engañabobos.

  1. No improbable ya que durante años he usado SonyEricsson y entiendo cómo piensan sus ingenieros. []
  2. Y de hecho prefiero no hablar del tema de las aplicaciones. Es un asco lo que hay ahí fuera y por lo que cobra la gente, aunque el que existan aplicaciones en sí sea algo bueno. []
  3. Aún no encuentro una aplicación de alarma/despertador a mi gusto. []
  4. El tomtom se conecta pero no permite usar manos libres ni enviar o recibir SMSs, pero al estar conectado no permite usar el teléfono para llamadas tampoco. []
  5. Y un fallo de siempre en los Nokia, si mal no recuerdo. Especialmente comparando con Sony-Ericsson que suele ser el listón a alcanzar de implementaciones de Bluetooth. Mas estúpido cuando recordamos que tanto uno como otro forman parte del comité que decide de qué va el estándar de Bluetooth. []
  6. El cual enlazaría pero, uops, no permite ir a su página desde su menú de aplicación. []