Milli VanilliTiene que ser un momento especial. Estás en el escenario y ahí, en tu gran momento, cuando todos enfrente tuyo están a punto de juzgarte por tu interpretación de un tema musical agarras el micrófono, tomas aire, y te dedicas durante cinco minutos a mover la boca sin emitir sonido, porque el sonido de verdad sale de una grabación que se hizo en un estudio, adecuadamente modificada para que se oiga bien, mucho tiempo atrás.

Realmente da confianza, ¿no? . El playback es una de esas costumbres que vemos ya tan a menudo que nos parecen normales. Ya no vemos nada de extraño en que poperitos, usualmente con nombres de una sola palabra si es inusual o nombre-apellido si es más común salgan a “cantar” a gente que (por muy confundidos que estén por ello) quiere escucharles y les dediquen, “con todo cariño”, exactamente el mismo audio que escuchan ellos en su casa y en la radio.

Esto ha llegado ya a ser tan común que no extraña a nadie que incluso en conciertos, donde todo el punto es ver a los cantantes en vivo, se utilice playback durante 2 horas y el público ya ni siquiera se queje.

Obviamente no podemos cambiar que se siga haciendo playback porque esta demasiado enraizado en la ‘cultura’ musical de nuestros países, pero por lo menos podemos quejarnos y decir cuando lo vemos y no lo queremos. Lo del micrófonito es especialmente patético además.
Señores, si quien canta no va a cantar al menos que tenga la decencia de deshacerse de la muletilla del micrófono, que no engaña a nadie y nos enseñen mas carne y más baile, que a final de cuentas es lo único que están haciendo en vivo. Y que pongan más tiempo de escena a los bailarines y bailarinas, que suelen hacerlo mejor también.

Esta semana, como parte de la semana temática “Bricoplomo”, me la he pasado armando muebles en la casa. Supongo que alguien ya lo habrá comentado pero hay varias constantes al comprar muebles para armar que se te van grabando en la cabeza. Estos (después del salto) son para mí los típicos momentos que te quedan después de armar una buena docenita.

  • Las recondenadas llaves “Zeta”:

Parecen una buena idea y cuando se ven por primera vez hasta caen bien en su simple utilidad. Pero después de un centenar de tornillos (hay que aclarar que, en su mayoría, los tornillos de estos muebles son de los que, a fuerza bruta, tienen que abrirse paso por el aglomerado de madera) ya tienes los dedos hinchados y pulsantemente adoloridos. Es ahí cuando decidimos salir a comprar una llave Allen decente y tirar estas basuras y reconocemos el valor intrínseco de un destornillador eléctrico.

  • Las piececitas que sobran:

Se supone que no debería pasar. Los equipos altamente técnicos y especializados que trabajan donde se hacen las partes de estos muebles (en este caso cortesía de, por lo visto, Bosnia-Herzegovina, La República Popular China y Hungría) tienen un control milimétrico que implica que nunca sobrará una pieza después de haber armado un mueble correctamente. Así pues cuando sobran (y siempre sobran), ¿qué pensamos? ¿Qué alguna parte sencilla pero indispensable de nuestro mueble no tiene una pieza vital y en el momento menos pensado se vendrá abajo cual castillo de cartas? ¿Deberíamos agradecer porque cada vez que nos sobra una pieza alguien está cagándose en Ingvar por faltarle partes a su “kit”?

  • Las alineaciones (de piezas y tornillos):

No falla. Tenemos todo el cuidado del mundo y de repente nos damos cuenta de que pasa una de dos cosas:

  1. Hemos alineado mal una pieza. Esa está ahora enganchada a otras veintitrés. Nada cuadra desde hace quince minutos y por fin descubrimos qué es: Habíamos dudado hace cuatro páginas y si, esa barra se tenía que haber atornillado en la segunda y no la tercera marca. No era un efecto de la perspectiva.
  2. El tornillo más vital del conjunto, el que sostiene las partes móviles y que por lo tanto requiere ser el más fijo del mueble para poder aguantar las torsiones ha entrado de lado. No nos damos cuenta y dos vueltas después tenemos una montañita de aserrín por un lado, un tornillo a 45º de lo que debería estar y nuestra cabeza dando vueltas pensando de que podemos rellenar el agujero (pegamento con arena no sirve, comprobado) para intentarlo de nuevo, con MUCHO más cuidado.
  • Las malditas cajas:

Es una de las mas repetidas ventajas de Ikea: “Usamos cajas planas para facilitarte el transporte y darte mejores precios“.

Pues sí, muy bien y muy bonito. Pero luego esas cajas hay que tirarlas. Imposibles de recoger fácilmente, un desastre de doblar adecuadamente y una fuente inagotable de cortes en las manos, brazos y piernas. Cuando los vecinos escuchan el hueco pero estentóreo golpear de cartón en el ascensor ya saben que “los mexicanitos” han comprado más muebles.

  • Las “Posturitas”:

En las tiendas de Ikea tienen una pequeña agenda telefónica disponible pegada a la pared. Tiene números de sitios de taxis, transportes, decoradores y herramientas para el ciudadano que considera que armar muebles no debería requerir conocimientos ni esfuerzos. Algo que les falta es el teléfono de un buen masajista y un aún mejor ortopedista para poder ayudar con el inevitable ataque de ciática, dolor de rodilla y cadera que sobrevienen después de una intensa tarde armando muebles tirado en el suelo, contorsionándote para alcanzar ese último tornillo 112996 o utilizando cuchillos e imanes en una hendidura para tratar de separar ese clavito que se te fue de lado.

Tengo una relación amor-odio con estos.
  • Los tornillos 112996 y sus hermanos los 110630 y 112399:

Estos dos son un par especial. Están en todos los muebles y tienen la pinta de ser el resultado de un grupo de investigación pensando “Cómo podemos rediseñar la tuerca y el tornillo de toda la vida para que hasta el mayor imbécil pueda manejarlos y aún así se sienta idiota al hacerlo“.

Como tal no es que tengan nada de malo. Son funcionales. Pero su pinta de tornillo mutante y tuerca del infierno con púas pueden tirarle los ánimos hasta al mas emocionado bricolero primerizo. Un tornillo que no lo es del todo. Una tuerca que no va en la parte con rosca del tornillo y que sólo da un cuarto de vuelta. Y que al apretarlo todo el mueble visiblemente se aprieta (¡cuidado con los dedos!) y cruje. Un mal necesario.

Este pedazo de imbécil me insulta indirectamente cada vez que sale.
  • El imbécil despistado del principio:

No falla. Todo instructivo de Ikea tiene a ente ectomorfo remedo de persona que, manual en mano y con las piezas enfrente, es incapaz de saber que hacer.

A lo mejor es ya quejarme de cualquier cosa, pero este señordón, con su cabeza calva sin frente y su boca fracturada; con sus garras en vez de manos y ojos pequeños de psicópata; con sus pies rectangulares y enfrente de algo que consta de solo dos piezas que aún así le desconciertan, sosteniendo el que debe ser el instructivo más simple que hay (¿!un tríptico!? !Para armar una estantería yo tengo uno de 8 páginas!) me parece una falta de respeto por implicación y asociación al que tiene que seguir ese manual y que desde el principio, cual libro “for dummies”, le estás asociando con algo que anatómicamente está apenas por encima de un Barbapapá. Sería capaz de iniciar un boicot solo para hacerlo desaparecer.

El Típico de Martin DirectoCon la nueva noticia de que un iMac llegaría a casa he tenido que considerar, de nuevo, el comprar una mesa para el ordenador.

Desde hace ya algunos años mi ordenador primario ha sido un portátil, por lo que una mesa donde ubicarlo ha caído siempre en la categoría de “Lo veré luego”. Este ya no puede ser el caso. No sólo existe un ultimátum en casa de que “Sin mesa no se abre la caja” (lo que me da unas tres semanas para encontrar una) sino que además la distribución de la casa y mis muy particulares gustos no me ayudan.

messLa mesa de ordenador es un apartado de la informática que parece no haberse movido mucho con la tecnología y la única concesión a la modernidad que parece haber adquirido en las últimas dos décadas es un espacio para el ratón.

Tratando de atacar el problema hice lo que cualquier otro hubiera hecho: Preguntar a la gente y buscar por ahí. La pregunta ha sido “¿Qué escritorios conoces o has visto por ahí para ordenador que sea compacto y de diseño diferente y original? Necesito ideas.”

Los resultados han sido más bien… pobres.
Continue reading

Y me pregunto yo…

¿Qué le deben haber dicho al fundador de Ikea, Ingvar Kamprad, cuando le dijo a su familia lo que quería hacer?:

IK: “Bueno, creo que ya está bien de vender relojes y baratijas… Voy a vender muebles”
Familia: “¿Hmm?… ¿Y de donde los vas a comprar?”
IK: “No, no. Los voy a diseñar yo.”
F: “Uy, ¿estás seguro? ¡Pero para eso necesitas fábricas!”
IK: “No, no. Ya lo he pensado. Yo le doy unas tablitas, una hojita de papel y un nombre gracioso con sîmbølös raros a la gente y que ellos se los armen solos”.
F: “…”
IK: “¿Qué pas’?”
F: “Tú estás loco. ¿Esperas llevarles unas tablas a su casa y que ellos se armen un mueble con una hojita y que además te paguen?”
IK: “¡No, claro que no!”
F: “¡Ah! Pensé que que tendría que darte un par de lecciones básicas de comercio.”
IK: “No, no. Se los pienso poner en una bodegota y que lo pongan ellos mismos en un carrito, hagan cola para pagarlo y que se lo lleven como puedan. Y si puedo venderles salchicas en el inter.”
F: “… Hijo mío… Tú eres tonto. ¡Nunca funcionará!”

Y lo demas, como se dice… es historia.

A todos los que llegan aquí buscando “glucuronolactona” o “glucurolactona” en Google y demás: Si lo que estáis es investigando sobre las bebidas energizantes recordad que el texto aquí debajo es un reclamo, precisamente, a información INCORRECTA que circula por ahí. Si buscáis confirmación de la carta cadena aquí sólo encontraréis argumentos (reales) que la refutan. Haríais mejor buscando aqui (Wikipedia):

Taurina, Red Bull, Carta Cadena (este último es importante)

Esta nota la pongo específicamente porque, de repente, glucuronolactona se ha vuelto el tercer término mas usado para llegar a estás páginas (4000 entradas en lo que va del año) y mucho me temo que la mayoría de la gente siguiéndolo viene precisamente buscando información sobre la carta cadena mencionada abajo. Alabo esa intención de búsqueda pero me preocuparía que alguien que no leyera del todo no se diera cuenta que este escrito DESACREDITA la carta cadena.
Un amigo, Neto, envió este correo hoy a una amiga suya que le había enviado una carta cadena.

Neto, como yo, no soporta las cartas cadena y se encargó de dejarlo bastante claro. La carta no es demasiado ácida, pero me recuerda a una que en su momento escribí yo para contestarle a uno y que, indirectamente, se volvió una cadena en contra de las cadenas.

0.- Copio este correo a mi amigo Eduardo, ya que acostumbramos compartir los correos de este tipo. (Como el que yo te envío a ti, no como el tuyo, aunque incluyo el tuyo como contexto)
1.- Primero que nada: Hola, espero que te encuentres bien…

Texto completo despues del salto…

Continue reading

Prohibido Circular

Bueno, bueno, bueno.
El práctico está hecho y aprobado. He cumplido los requisitos del sistema legal para poder conducir tranquilamente por este país.
Esto, claro, no significa que ahora yo no me haya llenado de opiniones poco amigables hacia la forma en la que ambos exámenes se manejan y la sub-cultura de trampas, tejemanejes y trucos que se ha creado alrededor de ellos. Después del salto me pongo a sumarizar algunos cuantos.En resumen ha sido menos “traumático” de lo que me había comentado la gente, pero supongo que ayudó en parte mi cinismo al hacerlo y el que ya supiera conducir (no necesariamente “bien”) desde antes.
Como antes tengo que recomendar el sitio web del práctico (www.todotest.com) y recomendar la auto-escuela en la que lo hice, TEBAR, que si bien es pequeñita con sólo dos sucursales en Madrid (cantidad de gente que leerá esto que le podrá sacar provecho: cero) me hicieron sentir bastante a gusto.

Continue reading

¿Qué es lo que le hace seguir creyendo a los ejecutivos de televisoras que la gente es tan inepta que necesita que le digan donde está el chiste para que se ría?
Uno pensaría que despues de medio siglo una muleta de la televisión ya habría podido tirarse y que los cómicos pudieran sobrevivir en la confianza de que si dicen algo chistoso la gente se dará cuenta. A los Simpsons parece haberles funcionado, por lo menos. Y llevan mas de 10 años transmitiendo.
Di NO a las risas grabadas. Cada vez que escuchas una en un programa te están considerando retrasado mental.
Continue reading

Hoy ha sido mi examen teórico de conducir. Tengo algunas dudas…

¿Nadie se pregunta porqué ya damos como normal que los examenes de conducir en España esten hechos, y cito, “Para putear”? Quiero decir, todos cuando saben que vas a tomar un examen te lo dejan claro: “Toma los tests, están hechos para pasar el examen”. En la auto-escuela nadie atiende a las clases porque no hace falta. Los tests en-línea son copias exactas de exámenes hechos en la vida real. Existe alguna razón para esta especie de estira y afloja mas allá de proporcionar toda una industria (o mafia dirían otros) de clases, escuelas, prácticas y repeticiones de examenes que no sea la obvia?

Hay varias cosas que he descubierto haciendo los test y haciendo el examen hoy:

Es irrelevante si sabes de tráfico o no. Lo que importa es que te memorices las preguntas y las respuestas. Esto te cuesta un euro en todotest.com. Esto es lo que la gente en general entiende por estudiar para el teórico

Es importante aprenderse los tests de memoria, porque con frecuencia saldrá una foto con una calle y una señal de tráfico de unos tres milímetros de ancho de alguna forma y que solo se puede adivinar que tiene rojo en algún sitio y en el examen preguntarán que indica.

Cuando una pregunta del test plantee una situación, y haya una opción que responda exactamente y otra que responda exactamente pero provea información adicional (por ejm. responder “Si, por normal general” vs. “Si, excepto en aquellas ocasiones en que las circunstancias de tráfico lo impidan”) y ambas respuestas sean correctas la respuesta es la más incompleta pero gramaticalmente exacta.

La regla anterior aplica aproximadamente el 80% de los casos. Parece depender del humor del que la redactó ese día. Lo que nos indica que en general quien redacta estas preguntas no suele ser precisamente una persona con quien querramos pasar una tarde de cañas.

Cuando una pregunta del test se plantee como “¿Qué debe hacer?” y todas las opciones se deban hacer es porque realmente preguntan “¿Que es lo primero que debe hacer?”. Este es sólo uno de los innumerables ejemplos de “literalidad gramatical selectiva” de los tests.

Cuando en una pregunta del test se plantee una frase del tipo “¿Puede usted hacer esto o aquello?” realmente preguntan si está permitido para tí, no si realmente puedes. Puedes circular a 200Km/h, no debes. Esto parece una aclaración tonta pero es obvio que las reglas de “exactitud gramatical” mencionadas arriba no aplican para los que redactan las preguntas cuando ellos así no lo consideran necesario. En este caso “poder” es una medida de limitación y no de capacidad.

Tráfico no está interesado en tu opinión sobre el test o que puedas no estar de acuerdo con alguna pregunta. Esto te lo dicen con todas sus letras en el día del examen. Estos días ni siquiera te dicen tu calificación para no tener que lidiar con los que no estén de acuerdo.

En ocasiones la pregunta del test estará redactada mal (por ejemplo preguntar “¿Cada cuanto tiempo?” y que la respuesta correcta no sea “Cada 2 años” sino “El año siguiente”). En estos casos y sin excepción el examen es correct y tú te estás buscando no aprobarlo nunca si destacas esta incrongruencia. Mejor aprendersela de memoria también.

A veces la respuesta puede ser una regla genérica (la mitad de la velocidad normal) o específica (45 Km/h) y ambas ser correctas porque en el reglamento ambas se mencionan. En caso de aparecer ambas en una pregunta de examen la correcta sera la específica, excepto en aquellos casos en las que no lo sea (esto es redacción típica de manual de autoescuela, por cierto). En cualquier caso mejor aprendersela de memoria también.

Es frecuente que salga una pregunta del tipo:

5.-En un accidente de tráfico su compañero de vehículo 
ha perdido una extremidad. ¿Qué debera hacer ud.?

Extrañamente las opciones no son:

a) Desmayarse
b) Tomar una foto para poner en internet
c) Meter todos los dedos en la arteria que asoma por el muñón
 como he visto en la tele hacer
d) Levantar los brazos en vertical y, moviéndolos de lado a lado
 mientras se corre en círculos gritar como una niña de ocho años.

Cuando salgas de hacer tu examen teórico no sabras abrir el capó del coche, pero sabrás al menos que si te preguntan como hacerlo la respuesta es la B
Ah. Al final aprobé el examen. Fallé en cuatro, que es justo el límite y, como no me está permitido saber en cuales preguntas fallé tendré que vivir toda la vida imaginando exactamente ¿Qué? es lo que no conozco bien. Es posible que yo esté en lo correcto al pensar que se puede dar vuelta en U en una glorieta o que está permitido circular por la vía de despegue de un aeropuerto o incluso que una vaca se puede considerar vehículo especial si se le acoplan unos faros. Nunca lo sabré, aunque a lo mejor vosotros sí, si lo veis en las noticias.

Vamos a ver, señores…

Hay una frase que escucho con frecuencia y con convicción repetidamente. “En España el doblaje es uno de los mejores del mundo”.

Esta claro que no soy el único con esta opinión y el hecho de que las razones por la que la situación es así sean históricas es absolutamente irrelevante a la situación actual.

Pues no, amigos. El doblaje en España no es que sea “el mejor del mundo”. Es que es “de los menos malos” doblajes del mundo. El doblaje como forma de ver películas en el cine (por lo menos, aunque mi opinión se extiende a televisión y series pero no pretendo que todos opinen totalmente igual que yo) es una aberración y su única justificación sólo puede ser que el público al que está destinado o no sepa leer o no pueda hacerlo a la velocidad suficiente (lo cual lo limita, principalmente, a películas para niños).

No estoy en contra del doblaje y me veo la situación de poder opinar de esto al haber trabajado varios años en esta industria en otro de los países que se consideran “de los mejores” y haber hecho tanto doblaje como subtitulaje (la traducción, claro está, no la actuación). Más adelante daré alguna opinión al respecto pero pensé que debía aclarar esto porque en el futuro y con frecuencia se me verá “el plumero” en este tema así que mientras antes lo deje claro mejor.

El doblaje tiene su lugar y su momento y no me molestaría que hubiera el mismo trato al subtitulado que al doblaje en vez de tener que irme a salas de calidad mucho inferior sólo por querer ver las cosas en la versión original como fue ideada por el director y los productores y querer disfrutar de la actuación de los que fueron seleccionados, por su actuación vocal y no solo física, para aparecer en estas obras.

Yo no se… Es cosa mía o Apple simplemente no se publicita en ningún país de habla hispana? He vivido en México, Venezuela y ahora estoy de vuelta en España y, por decirlo directamente, si no fuera por los usuarios de Mac que se pasan la voz entre ellos y hacen la labor de evangelista no se sabría ni que existe la marca…

De repente, despues de dos décadas Apple vuelve a ser famosa y en vez de aprovechar esa fama (el famoso efecto halo del iPod) van y ponen publicidad que dice algo como:

iPod… compatible con PC y mac
¿Soy yo el único que ve un fallo en este tipo de publicidad? O es que realmente es una estrategia de marketing conocida el que sólo te publicites entre tus propios clientes (porque Dios, como bombardea la Apple Store de publicidad, ahí sí).

Debe ser que yo de estas cosas no se.