Mi Nokia me crispa los nervios

Ya que me estaba quejando sobre mi teléfono pensé que bien podría poner algunas las cosas que me han ido molestando, en parte para desquitar la frustración y en parte para poner sobre la mesa la posibilidad de que sea yo el que está haciendo las cosas mal1.

He intentado ser imparcial, de verdad. He hecho lo posible por no dejarme influenciar por prejuicios basados en lo que conozco de Sony-Ericsson (la memoria muscular puede mucho) Aún así admito que debo haber fallado estrepitosamente y esto sonará a “todas las cosas que no puedo hacer en mi Nokia y podía antes”.

OJO: No espero que nadie lea esto, pero me sirve para desahogarme y para ponerlo como lista de cosas que tengo que resolver.

No me preocupa poner mis prejuicios en evidencia pero no acepto “en Nokia se hace diferente” sin una justificación detrás. Tampoco me sirve ninguna solución del tipo “puedes bajarte una aplicacioncita que lo hace”2. Si alguien me corrige ya iré tachando mis errores, lo juro:

  • Aunque tiene una alarma en la aplicación de reloj, esta no permite poner recurrencia ni marcar en qué días debe sonar. Algo que me parece básico. No puedo crearme un “evento recurrente” en el calendario porque al sincronizar me sonaría en tres ordenadores además del móvil. Se que deben haber aplicaciones para esto pero el fallo sigue existiendo3.
  • Hay una tardanza de casi seis segundos entre que selecciono la linea “x Mensajes nuevos” y que me aparece el mensaje para leerlo. Ridículo. Tardanzas similares en acceder a la libreta o al calendario. Hoy davidgp por twitter me ha pasado un enlace a un nuevo firmware para el Nokia N73 que lo acelera muchísimo, casi a velocidad humanamente tolerable. Sólo les ha tomado unos cuantos años lograrlo así que cruzaré los dedos para que salga uno para mi e65.
  • Al cerrar el teléfono no hay forma obvia de configurarlo para que se bloquee automáticamente. Siempre pregunta y si se te olvida ponerlo prepárate para que tus llaves llamen a alguien desde tu bolsillo. En el N73 ni siquiera pregunta y un mes después no sabemos aún que combinación de una o dos teclas lo puede bloquear.
  • Nokia decide reinventar el estándar de Bluetooth porque ellos son los que más molan del grupo, requiriendo drivers en Mac OS X y permitiendo a dispositivos como el TomTom y otros manos libres conectarse cuando en realidad no ofrece los servicios necesarios4. Ridículo5.
  • Por extraña extrapolación, si eliges “ascendente” para el tono del móvil decide que también lo quieres así para los SMS y para la alarma/despertador. Resultado: Nunca oyes que llegan mensajes si lo tienes activado.
  • La implementación del texto predictivo no te ofrece un menú desplegable de opciones hasta donde puedo ver. Tienes que apretar una tecla cambiando opción tras opción. No puedes saber si una opción existe hasta que le das la vuelta entera a todas, pasando una por una.
  • El mismo texto predictivo no ofrece ninguna forma obvia de añadir palabras nuevas a menos que escribas una brutalidad tal que amerite que condescendientemente te premie con el ansiado botón de “Spell”. Esto aúnado a sus terribles asunciones (tienes “Nena” pero no permite “Nenas”) lo hace incómodo de usar.
  • Al recibir SMS le es muy fácil no asociar el remitente con una persona en tu agenda. Ya sea porque el número no es idéntico o porque es muy largo o simplemente porque no le mola. Ningún número de Itzel me aparece como de ella sino como de un número. Incluso añadiéndolo como número de nuevo no lo muestra. Se puede ver aquí, dónde todos los SMS con número son de Itzel, a quien claramente tengo en la agenda.
  • La escritura por teclas de toda la vida está rota sin remedio. Donde dice “MNO” realmente significa “MNÑO”, rompiendo una de las premisas más importantes en interfaces de usuario: Las teclas son lo que dicen ser. Esta elección deja claro la mayoría de los problemas de interfaz del sistema de Nokia: La ha hecho un ingeniero para quien es más importante que el abecedario vaya en orden correcto a que esté de forma lógica, me juego un dedo. Un programador de mente cuadrada que insistía: Si la Ñ va antes de la O da igual lo que diga la tecla. Para abofetearles. Incambiable hasta donde sé.
  • La distribución de la miríada de iconos y los accesos a las configuraciones son un caos. Pestañas que también se acceden como menúes o como iconos. Aplicaciones metidas dentro de carpetas de su padre y de su madre. Opciones totalmente anti-intuitivas (para hacer aparecer una barra de atajos tienes que activar el “modo en espera”, por ejemplo). De nuevo el ingeniero de arriba proveyendo diecisiete formas de acceder a lo mismo, lo cual insinúa que es usuario feliz de Linux.
  • Aparte de la “pantalla principal” que tiene seis iconos y dos atajos tienes un menú principal con quince (QUINCE!) opciones. No todas las aplicaciones están en “Aplicaciones” y no todas las herramientas estan en “Herramientas”. En herramientas tienes 18 opciones donde modificas configuraciones, aparte de un icono propio de “Configuración” que contiene 10 iconos que, al ser seleccionados, envían a una pantalla con 10 pestañas equivalentes. No es tampoco el único sitio de configuraciones.
  • Una cámara que es incapaz de capturar la imagen tan bien como la muestra en la pantalla (no alegaré la extraña decisión de Nokia de no incluir una cámara de videoconferencia en el e65, pero es lo menos inesperado en un teléfono tan supuestamente super internetoso), cuyo botón de captura parece significa “Vale, esto que me muestras ahora llénamelo de ruido y colorea a toda la gente de verde o rojo, al azar”.
  • Cuando el teléfono está bloqueado ninguna tecla sólo la tecla de encendido activa la retroiluminación, casi imposible de apretar con una mano. Esto hace que si lo bloqueas en la oscuridad, cuando aún no sabes manejarlo bien, no puedas ver la hora, las citas pendientes o si has tenido mensajes y llamadas perdidas.
  • Menudo LíoEl Nokia Multimedia Transfer6, aunque bien en principio porque supone poder sincronizar con iTunes, iPhoto y iSync, en la realidad monta un lío de ficheros y carpetas de caerse para atrás.

    Por un lado obliga a crear listas de reproducción, lo cual no debería ser problema si no fuera porque luego no sabe procesar estas listas. Si una lista está vacía se pone a copiar toda la librería de iTunes, si una lista repite canciones de la otra entonces copia la canción dos veces, se inventa autores numéricos, se equivoca con un autor y mete doscientas canciones repetidas dentro de su carpeta, recorta los nombres de las canciones y los álbumes, etc.

    Me ha tomado cinco intentos, varias horas y unas cuantas recargas de batería (que se cae por los suelos en las transferencias) encontrar una distribución que más o menos me guste para toparme con esto (a ver si se nota lo que está haciendo mal):

    Eso sí, son más fáciles de apilar así.

    Oh si, así es. Todas las canciones por encima de 4:22 de duración han sido recortadas y las etiquetas de las canciones se han perdido.

Aparte de eso me gusta mucho el aparato. El hardware es sólido y de calidad y sinceramente no le veo problemas (como lo tenía el botón de la cámara de mi Z520i) mas allá de la falta de una cámara de VC y un pseudo-flash como el del N73. El gran problema es cómo está diseñado el sistema operativo.

Que sí, que mola un montón poder poner aplicaciones y Yahoo Maps y demás chuminadas pero lo primero y principal es que esto es un maldito teléfono y si ser un teléfono no puede hacerlo de la mejor forma posible antes de meterse en otras cosas entonces no vale ni para lanzárselo a la cabeza a alguien. Si Nokia ha adoptado la filosofía Microsoft de hacer sistemas que implica que cada departamento haga lo suyo y lo ponga en cualquier sitio pues listos vamos. Un teléfono requiere, aún más que un ordenador, una experiencia de usuario congruente, intuitiva y unificada.

Lo que me he topado lo he comentado con otros y parece ser una reacción, en su mayoría, común a quien empieza con un Nokia moderno (en contraste a quien lleve usándolos desde hace tiempo y esté acostumbrado), sin importar si viene de otros móviles o si es el primero que usa.

Y no, no me vale “Hombre, es que es cosa de acostumbrarte una vez que te dicen cómo hacerlo”. Es cosa de acostumbrarte, claro; pero no debería ser difícil averiguar cómo hacer las cosas.

Si me equivoco en mis comentarios en parte significa que las funcionalidades existen pero no son fáciles de encontrar u obvias de usar, lo cual aunque menos no deja de ser un fallo. No descarto que en otra parte sea error mío, como he dicho antes.

No se si en otra entrada comentaré sobre las aplicaciones y el potencial en sí del aparato porque, sin rodeos, me parece irrelevante en una pantalla tan minúscula. Las aplicaciones que probablemente use en este teléfono requerirán poco mirar a la pantalla y nada de interacción (por ejemplo, un grabador de tracks en GPX). Escribir es impensable en este tecladito y los juegos en el móvil me parecen un engañabobos.

  1. No improbable ya que durante años he usado SonyEricsson y entiendo cómo piensan sus ingenieros. []
  2. Y de hecho prefiero no hablar del tema de las aplicaciones. Es un asco lo que hay ahí fuera y por lo que cobra la gente, aunque el que existan aplicaciones en sí sea algo bueno. []
  3. Aún no encuentro una aplicación de alarma/despertador a mi gusto. []
  4. El tomtom se conecta pero no permite usar manos libres ni enviar o recibir SMSs, pero al estar conectado no permite usar el teléfono para llamadas tampoco. []
  5. Y un fallo de siempre en los Nokia, si mal no recuerdo. Especialmente comparando con Sony-Ericsson que suele ser el listón a alcanzar de implementaciones de Bluetooth. Mas estúpido cuando recordamos que tanto uno como otro forman parte del comité que decide de qué va el estándar de Bluetooth. []
  6. El cual enlazaría pero, uops, no permite ir a su página desde su menú de aplicación. []

4 comments

  1. el video de sabotage mola muchisimo

    hoy me pido el n73 libre
    nokia es genial

    sin duda tiene mil errores como tu señalas

    esto es como gm las 3 grandes de detroit, llegaron los japos y les pusieron las pilas, pero en el fondo todos saben que se pueden hacer coches mucho mejores, como los electricos, pero sencillamente no hay voluntad.

    asi pasara con el iphone, ahora resulta que nokia desperto y se puso de nuevo con la interfaz tactil y a pensar en los usuarios de mac os x.

    aun asi me gustan los nokia sobre todos los demas

    cuando saco mi e61 y me conecto a una wifi y envio un email o llamo con JAJAH y despues activo el ultimo TOMTOM y despues muestro videos… para terminar llamando por telefono …
    vaya, dices que gran telefono, y si tuviera el e61i agregara fotos a todo esto.

    hacer ssh desde el nokia 3650 era algo impensable con otros telefonos de la epoca

    pero coincido contigo, hay muchos fallos, tampoco creo que sea cosa facil llevar a cabo estos cambios, les doy un poquito de “beneficio de la duda”

  2. Has escrito el comentario desde tu Nokia, así que evitaré los golpes bajos como comentar sobre la falta de mayúsculas y puntos :)

    Sobre lo que pones:

    Tu experiencia desde un e61 puede que sea mejor que la mía, en parte porque tiene un teclado real (lo cual hace una diferencia substancial) y en parte porque es más rápido que el mío (admitámoslo, la deriva continental va más rápido que el e65).

    Discrepo en que todo lo que pones lo hace “un buen teléfono”. Para mí lo que lo hace es un buen PDA o un buen micro-ordenador. Pero esto es algo que puede dar mucha tela todavía.

    En enero de 2003 compré una PDA. Costó lo mismo que hoy en día cuesta un iPhone o un Nokia N73 en España (sin tomar en cuenta contratos). Ese PDA podía hacer lo mismo que puede hacer el e61, el N73 o cualquier otro móvil actual (en la medida de lo que existía en 2003). Era una Sony Clié UX50. El tamaño ni siquiera es demasiado mayor que un e61.

    Desde entonces a ahora lo único que ha cambiado es la capacidad de la batería pero apenas están los móviles actuales alcanzando esa PDA de entonces.

    A mí no me sorprende poder hacer montones de cosas en un dispositivo de bolsillo porque he podido desde hace casi media década. Lo que si me sorprende que no sean capaces aún de hacer una integración como Dios manda y que sigan pareciendo productos a medio diseñar y mediocres.

    Puedo navegar, contestar mails, ver vídeos y usar TomTom en mi Nokia e65 o en el N73? Claro que puedo pero es una mierda. Lo haría si no me quedara más opción porque aunque la posibilidad existe es feo y doloroso de usar. Sería mi última alternativa.

    Y sí. En ese sentido creo sinceramente que el iPhone le ha venido a dar dos tortas a todos los “expertos” porque ha demostrado que la estética y una experiencia de usuario cuidada tienen lugar en los móviles y que, como sucedió en el iPod, la importancia que le dan los usuarios es mucho más alta de lo que los ingenieros que diseñan actualmente los Nokia o los Samsung no alcanzan a ver.

  3. A pesar que coincido contigo en cuanto a que el interfaz es un poco caos (ahora ya me acostumbré a él y lo uso de forma rápida, pero tienes razón no es excusa). Es algo curioso en Nokia, por que entre sus Serie 60 y su Serie 40 tienen puntos positivos en el interfaz que se complementan entre ellos, parece increíble que no los fusiones y los hagan más fáciles de usar. A ver si para los móviles que saque este año, entre el S60 3rd edition FP2 y el S60 3rd edition táctil mejoran las cosas, aunque claro, eso a tí no te soluciuonará la vida, dado que tienes que seguir aguantando con la que te trae el móvil…

    También tengo tu sensación de que nokia se esta convirtiendo en un equivalente de microsoft en el mundo de los móviles, sino no fuese que microsoft está en el mundo de los móviles, diría que es un microsoft.

    Personalmente disfruto muchísimo con mi N95 (más por terceras aplicaciones como shozu o el nokia sport trackers), pero hasta la versión v20 del firmware, realmente el móvil andaba algo cojo, especialmente en el manejo de la memoria ram, y siempre tuve la sensación de qué, con este firmware era cuando realmente el producto debió salir al mercado…

  4. Es cierto y creo que parte de mi frustración viene precisamente de ver que el hardware es excelente y de que el software ha recibido miles y miles de horas-hombre pero solo logra insinuar lo bueno que podría haber sido si sólo los equipos reorganizaran sus prioridades.

    De hecho, sin pelos en la lengua, si no fuera por las aplicaciones de terceros, estos dos teléfonos serían dos de los mayores fiascos tecnológico que hubieran pasado por mis manos. La capacidad de ejecutar aplicaciones es su mayor baza y lo único que compensa un poco la mediocridad de algunas decisiones.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *