A principios de este mes una nueva ayuda para los padres que tengan hijos a partir del 3 de Julio fue aprobada, prácticamente de la nada.

Por supuesto han surgido críticas y alabanzas y, en su mayoría (y lamentablemente) ni los unos ni los otros han hecho sus comentarios sin intenciones políticas ulteriores.

Incluso sitios web dedicados a la nueva medida: 2500euros.es, es descaradamente contrario a la misma y al gobierno (específicamente al PSOE), lo que se refleja tanto en la selección de entradas y citas como en los comentaristas.

Es muy triste también ver que existe una animosidad dirigida a atacar la resolución sin importar quien salga perjudicado mientras no sea uno el beneficiado:

[…]creo que esta medida es injusta porque no recibiré nada. Creo que todas las medidas que se creen para tratar de revertir esto son válidas.

Yo no me meteré en si la medida está bien pensada (lo está), si está bien desplegada (no lo está) o si ha sido bien manejada por el gobierno (no lo ha sido). Tampoco es mi lugar decir si la fecha está bien escogida (no me lo parece, aunque me haya convenido) ni comparar si esto nos pone a la altura de otros países europeos (ojalá una pregunta así pudiera ser tan simple y no estar cargada de intenciones partidistas, así alguien podría contestarla imparcialmente).

Mi angustia, realmente, es que después de meses regularizando mi situación de residencia hace cuatro años y de meses regularizando la de Itzel este año que, con un bebé en camino para fines de año, si los trámites significarían de nuevo horas y horas perdidas en dependencias y oficinas de gobierno.

Después de intentar investigar un poco queda claro que la información práctica escasea y que aún hay muchas asperezas por limar. Los organismos no se enteran y he decidido dejarlo pendiente para reintentar informarme en Septiembre o así.

En ADN (beta), sin embargo, alguien ha tenido mucha más paciencia que yo y ha decidido caminar todo lo que hiciera falta y llamar a todos los números que les proporcionaran para informarse. El resultado final es increíble y, aunque habla muy mal de nuestra organización gubernamental y de los funcionarios, muy divertido.

El artículo completo, aquí.


Dos joyas:

–Pero mire, me han dicho por teléfono en la Seguridad Social que viniera aquí, ¿podría comprobarlo?
–Le habrán dicho lo que quiera. ¡Y yo le digo que no! La Tesorería General de la seguridad Social no lleva esa ayuda. Si no me cree, coja un número de turno del grupo B, y espere.

–En ese teléfono acaban de decirme que no tienen ni idea, que llame aquí
–Un momento, por favor.
La música de espera es de jazz; piano y saxo. Cuando la (larguísima) jam session acaba, se corta la comunicación.

Los japoneses, ya sabemos, no hacen las cosas como nosotros. Tienen sus cositas y tienden a darle giros a las ideas que no podemos siquiera imaginar.

Pero ahora si que se les ha ido. Se les ha ido del todo.

Presentamos la nueva Pizza con Doble Borde Relleno de Pizza Hut Japon:

superpizza.jpg

Entre los perritos calientes alrededor, algunos con salchicha y otros queso derretido y ver uno de los lados lleno de hamburguesitas y el otro de lo que parecen ser nachos el conjunto parece una Oda a la Comida Basura.

Aun a pesar de que mis arterias gritan de dolor al verlo tengo que decirlo… Quiero probarla. Quiero hamburguesitas y perritos en mi pizza.

Notese en la foto pequeña como por lo visto no pudieron meter pollo frito y patatas en la pizza, por lo que la promocion parece incluirlos aparte.

A quien le interese, la pizza pequeña vale 14,80€ y la familiar 21.10€

NOTA: Si os intriga lo que parece hacer la bandera de Canada por ahi es que, entre otras cosas, se puede pedir que incluya salsa de jarabe de arce (o miel de maple). Ya puestos en el borde se puede poner Surimi en vez de queso.

La culpa es de PlasticBamboo.

Hoy he visto, en una entrada de Andrés sobre un nuevo dispositivo de ejercicio para la Wii, Un comentario y me ha hecho pensar que hay que aclarar algunas cosas, que veo que empezamos a tener una de esas brechas generacionales de las que tanto se habla y, por primera vez, yo soy el viejo que echa la bronca.

No es la primera vez que veo a la Nintendo Wii mencionada como una consola “de 3a. Generacion”. Esta frase es tan popular que quien la dice la repite como loro sin pensarla dos veces y sin darse cuenta de que lo único que refleja al pretender sonar como entendido es que no tiene idea de lo que habla.

No. No. No. No y no. Sólo hay una consola en su 3ª generación ahora mismo: La Playstation 3.

La Wii es una consola que, dependiendo cómo quieras contar, es de 5ª generación (NES, SNES, N64, Gamecube) o 7ª (si incluyes la Color TV Game y la Virtual Boy). La Xbox es una consola en su 2ª generación. La Nintendo DS se podría alegar que va en su 5ª o 7ª generación también. La PSP en su 1ª.

Oficialmente vamos por la Séptima Generación de consolas y este tema es tan estúpidamente recurrente incluso se ha tenido que crear un artículo específico en la Wikipedia, al que podemos apuntar a quienes hayan en un momento dado pensando que la consola que ellos aprendieron a utilizar fue la primera generación (esto va por todos los playstationeros ahí fuera, convencidos de que su consola tuvo el éxito que tuvo por otra razón aparte de ser fácil de piratear). El artículo aquí: “Historia de Videoconsolas de Juegos, (Sétpima Generación)” (y aquí el índice: “Historia de Videoconsolas de Juegos” –ES-). Recomiendo leerlo si alguna vez te has referido a las consolas de juego actuales como “de tercera generación”.

Repitamos todos juntos: La tercera generación de videoconsolas terminó en 1990 y su máximo exponente fue la primera NES, el primer Sega Master System y el primer Gameboy.

Si alguno estaba pendiente de la promocion de MacUpdate, por la cual por 49.99 USD se llevan licencias para 7 programas de Mac… Que sepa que ya son ocho programas. Little Snitch acaba de ser incluido por un servidor.

MacUpdate Promo

Un amigo que se que estaba pendiente de esto me hizo interesarme y entre hoy en la tarde para ver como iba. Sorpresa al ver como iba el numero. Refresque varias veces la pagina sin cambio. Asi que decidi lanzarme y comprarlo yo.
Las licencias que me han tocado son para:

No esta mal el conjunto por este precio.

Psychology Today hace unos días publicó un maravilloso ensayo, resumen de un libro, donde exponen lo que ellos llaman las “Diez Verdades Políticamente Incorrectas”. Diez temas que nuestra sociedad de tolerancia y precaución automáticamente rechaza, por lo ríspidos que pueden resultar.

El artículo es genial, el libro ya está pedido y estoy seguro de que dará mucho tema de conversación. Sólo por esta pequeña prueba me da la impresión de que el estilo es bastante similar a Freakonomics, con una premisa que puede parecer chocante y con explicaciones inesperadas pero racionales y documentadas.

Los diez puntos son estos:

  1. Los hombres las prefieren rubias (y despampanantes)
  2. Los humanos son naturalmente polígamos
  3. Las mujeres se benefician de la poligamia, los hombres de la monogamia
  4. El islamismo propicia el terrorismo suicida
  5. Tener hijos varones reduce la probabilidad de divorcio
  6. La gente hermosa tiene más hijas
  7. ¿Qué tienen en común Bill Gates y Paul McCartney con los criminales juveniles?
  8. La crisis de los 40 es un mito, más o menos
  9. Es normal que los políticos arriesguen todo por una aventura (ellos, al menos)
  10. Los hombres acosan sexualmente a las mujeres porque NO son sexistas

Si alguna de estas líneas te provoca una reacción adversa ten la seguridad de que esa era la intención. Lo más difícil que estos argumentos tienen es que blandirlos en una conversación casual puede terminar en hostialidades, que hay temas en los que se pierde la calma fácilmente.

El artículo completo, aquí.

Este ensayo está adaptado de un libro llamado Why Beautiful People Have More Daughters, de Alan S. Miller y Satoshi Kanazawa, que se publicará en Septiembre de 2007.

Smashing Magazine ha llevado a cabo una votación para que los lectores sean los que crean el siguiente artículo sobre WordPress. Ojalá no lo hagan más en el futuro.

Han recopilado en un sólo artículo todos los plugins y tutoriales que les han recomendado durante las 24 horas posteriores a lanzar la solicitud. El artículo completo está aquí:

http://www.smashingmagazine.com/2007/06/29/wordpress-plugins-tutorials-your-pick/

Hay muchos interesantes y muchos más aún que no merecen atención. El problema de hacer un artículo que meta TODO lo que se ponga en los comentarios es que no hay ningún tipo de filtrado (por ejemplo, hay plugins que ya no funcionan como Adhesive). Aún así, interesante de leer si te gusta estar al tanto de los plugins que van saliendo.

Aunque se agradece la oportunidad de conocer plugins menos comunes la sensación no deja de ser la de visitar uno de esos puestos de mercadillo, donde uno tiene puesto de todo tipo de cosas sobre una manta y entre las cabezas de muñeca y las teclas de piano de repente encuentras justo ese disco de vinilo que llevabas buscando desde hace una década.

En su momento yo escribí uno similar en el que comentaba los plugins que me parecían indispensables, especialmente relacionados con temas de comentarios y de mantener a tus comentaristas volviendo a por más. A quien le interese aquí está:


http://eduo.info/2007/05/02/comentarios-en-wordpress/

Me parece interesante el contraste con un artículo que he leído hoy de John Gruber (el único sitio que no sigo por RSS actualmente, por lo asociado que le tengo visualmente), en el que explica por qué no tiene los comentarios habilitados en su página:


http://shawnblanc.net/2007/why-daring-fireball-is-comment-free/

If I turn comments on I feel like it’s two different directions. You get to the end of my article and you’re like, “let’s see if there’s anything interesting. Let’s see if there’s any names I know.” That’s really it. Sometimes a design decision is what you don’t put in, as opposed to what you put in.

En resumen, porque la audiencia hipotética para la que escribe es una versión de él mismo, con los mismos gustos e intereses. Porque es lo que escribe UN escritor para UN lector. No puedo evitar fijarme que el otro sitio que más disfruto leyendo, el de Jason Kottke, también tiene desactivados los comentarios excepto en los sitios específicos en los que solicita participación.

Finalmente, Andrés ha sacado un par de plugins nuevos que hay que mencionarlos porque, a mí parecer, deberían ser parte de WordPress:

  • MultiUploader: Si subes imágenes en tus entradas agradecerás poder subir varias de una sentada.
  • ImagesControlSize: en la misma línea y compatible con el anterior. Te permite controlar de qué tamaño será la miniatura (thumbnail) de las imágenes que subas por WordPress.

nullCon el concierto de Live Earth a menos de una semana, el mayor despliegue de medios que se ha visto en mucho tiempo para sincronizar 24 horas de conciertos a lo largo de todo el mundo, se solidifica la posición del Calentamiento Global como la causa de moda a defender entre los activistas del mundo.

Como ya ha pasado en otras ocasiones, la atención del público se centra en un problema y convenientemente se ignoran otros, igual o más importantes.

En Lighter Footstep, un sitio dedicado a la sostenibilidad se mencionan Cinco Cosas que son peores que el Calentamiento Global.

La desaparición del petróleo como recurso barato, el colapso de los ecosistemas oceánicos, la crisis del agua potable, la deforestación y las armas nucleares. Incluso hace una mención de refilón a otras cuestiones como posibles pandemias (SIDA y Tuberculosis resistente a los antibióticos, las toxinas industriales en el medio ambiente o la disparidad económica entre hemisferios).

Y mientras la atención de la gente está sobre el cambio climático, otros problemas continúan igual que siempre. Durante las 24 horas de Live Earth 866000 km2 de bosque tropical desaparecerán para siempre. 7500 millones de litros de desperdicios irán a parar a los oceanos. 10800 niños morirán por no poder beber agua potable. Y nos habremos acercado en otros 85 millones de barriles al fin de la Era del Petróleo.

A lo mejor es que no podemos concentrarnos en varias cosas, o a lo mejor es que nos es más fácil preocuparnos por problemas que no podemos resolver. A lo mejor simplemente nos gusta Madonna y U2 y los podemos oir gratis.

El punto es que “Calentamiento Global” está en boca de todos estos días y da la impresión de que es el único problema que existe. De que si arreglamos esto ya podemos estar tranquilos. Incluso da la impresión a los que no ven más allá de que es un tema claro y zanjado en vez de lo que es, una hipótesis de lo que sucede, porqué sucede y qué puede significar (aquí, excelente artículo del National Geographic investigando la verdad y la especulación en la película de Al Gore).

Todos esos otros problemas, los que tienen décadas de existir y ya hemos aprendido a no tener presentes en nuestra cabeza. Esos siguen y seguirán ahí, sin conciertos que les ponga de moda. Sin Películas de candidatos presidenciales de EE.UU.

Y yo no soy mejor que nadie aquí. Hago tanto o tan poco como en el momento me acomode. Pero no puedo dejar de tener presente que los problemas siguen estando ahí y siguen siendo tan importantes como antes de que aprendieramos sobre el Calentamiento Global.

El calentamiento global como tal existe pero realmente no sabemos que somos nosotros los que lo hemos provocado. No tenemos ninguna prueba de que no sea parte del ciclo natural del planeta, consecuencia de sus propios cambios sobre los que no tenemos control o consecuencia de nuestras acciones. Incluso en los casos en los que podemos defender que hemos influenciado no podemos decir más que eso: Que hemos influenciado. No hemos provocado nada que no fuera a suceder por sí mismo tarde o temprano (incluso hay teorías igual de defendidas pero menos popular que dicen que si acaso hemos retrasado la catástrofe).

Nos gustaría, muy en el fondo, ser responsables del Calentamiento Global. No lo diríamos nunca pero el ser culpables de él significaría que somos mucho más que las motas insignificantes en el esquema del universo que probablemente somos. Significaría que podemos afectar lo que sucede en un planeta. En una época en la que el ateísmo está de moda nos daría una forma de sentir que podemos trascender y dejar una huella.

Nada de esto significa que no esté a favor de la sostenibilidad y la harmonía con el medio ambiente. Pero me parece que lo que debemos es apuntar en esa dirección por principios y por convencimiento, no por miedo a que el planeta nos vaya a matar. La sostenibilidad debería ser una decisión derivada del sentido común, no del miedo; o no arraigará.

Extra: Algunas notas más, y mucho mejor documentadas (como no puede ser de otra manera), en las dos entradas de juandesant:

Ayer puse una traducción sobre lo que Steve Jobs probablemente piensa sobre la situación actual de la música digital y sus paralelos con el mundo informático de finales de los setenta.

¿Es mejor Apple que Microsoft? ¿Son peores las productoras que IBM en su momento? ¿Se justifica más sólo porque sea la menos mala de las opciones incuestionablemente legales?

El tiempo lo dirá. Cada vez más músicos se dan cuenta de que hoy en día no necesitan a las discográficas. Ya no necesitan esa inversión inicial que era uno de los dos pilares de las discográficas porque los gastos de hacer la grabación y los discos y la distribución física han sido anulados por la tecnología y por Internet. El otro pilar que era la venta, remuneración y control hoy en día ofrece tambien alternativas viables (de las cuales iTMS es simplemente la menos indeseable).

Al contrario de muchas de estas discusiones yo no pienso que los músicos deban de irse a vivir de los conciertos y regalar su música. Eso me parece utópico e incluso insultante.

Sí creo que es posible llegar a un acuerdo entre músicos y “escuchas” en el cual los músicos cobran unos céntimos por canción descargada, que ellos mismos crean y ponen en línea. Creo que es posible que surjan sitios como iTMS que no sean más que intermediarios para la música y que se lleven otros cuantos céntimos por serlo y hacer la transacción.

Creo que tarde o temprano los usuarios aceptarán que si pagan 20 ó 30 ó 40 céntimos por una canción con reproducción y copia ilimitada no es demasiado pagar ni un abuso. Que descubrirán que sus principios no se ven “pisoteados” por remunerar a alguien por su trabajo si el precio es adecuado.

De todo esto estoy convencido que lo más difícil será llegar a un acuerdo sobre lo que “un precio adecuado” significa. Lo segundo más difícil es que los que crean decidan creer que los que disfrutan no les timarán y que los disfrutan decidan dejarse de picaresca, semántica y falta de responsabilidad.

¿Utopía? Probablemente, pero tarde o temprano un bando tiene que entender que su modelo hace tiempo que dejó de ser relevante y el otro bando tarde o temprano tendrá que aceptar que no existe el comunismo perfecto y que la idea de “tu haz que alguien ya te pagará” no es un modelo de negocio deseable.

Incidentalmente, pienso que una gran división va a suceder y finalmente se reconocerá que no pueden aplicar las mismas reglas a todos los tipos de contenido audiovisual. No pueden aplicar las mismas reglas a un grupo de rap que a una filarmónica que a una serie de televisión nacional que a una miniserie internacional que a una superproducción de cine.

Vamos a tener que ir encontrando modelos sostenibles en cada uno de los medios y para esto vamos a tener que entender: Hay que ceder. TODOS tenemos que ceder.

Aunque no suele ser mi estilo al leer la última entrada del Falso Steve Jobs he tenido que pedirle permiso y traducirla (un poco a mi manera) porque más que nunca refleja lo que probablemente está pensando el Steve Jobs Real y porque, me parece a mí, refleja muy claramente el estado actual de la industria discográfica y a la gente que la representa.

Resaltados, los pasajes que me parecen mejores. Enlazados al texto original.

Probablemente habeis visto esta historia o alguna relacionada comentando que el grupo de Universal Music no renovará su contrato con iTunes y habréis leído que “los grandes” están intentando “recalibrar” tu relación con nosotros. En realidad lo que está sucediendo es que se están cagando en los pantalones. Han despertado un día dándose cuenta de que tenemos el 80% del mercado de ficheros de música digitales. Repentinamente todo el poder reside en un sólo jugador. Ups.

La cosa es así: Esta gente no podría haber hecho lo que nosotros hicimos. En los inicios de Internet todos pensaban que los “grandes” desarrollarían divisiones de distribución digital. Pero no lo hicieron porque no entendían de tecnología, no querían invertir en obtener este conocimiento, les asustaba la piratería y el miedo les tenía paralizados. Así que entramos nosotros. Nosotros hicimos la gran inversión. Nosotros contratamos programadores. Nosotros desarrollamos software que es fácil de usar y funciona impecablemente (si alguien piensa que esto es fácil debería reconsiderarlo. Es brutal). Nosotros implementamos el sistema. Nosotros lo promocionamos, lo vendimos, negociamos con las grandes productoras y concretamos acuerdos. Nosotros absorbimos todos los riesgos, que no eran pocos. Ahora nosotros somos los que estamos cosechando los frutos y las “grandes” quieren una tajada mayor del pastel. Hmm ¿Por qué? Nosotros hicimos todo el trabajo. Esperad sentados, listillos.

Esta historia tiene un trasfondo. Las compañías de música son un negocio que agoniza, y lo saben. Actúan con arrogancia porque se codean con las estrellas del Rock pero debajo de todo el “Glamour” esta gente maneja dos modelos de negocio decididamente pedestres: Uno es simple usura de toda la vida: Ponen el dinero para hacer los discos y luego obligan a los artistas a pagar el dinero de vuelta con intereses exhorbitantes. El segundo modelo de negocio es la distribución, ya que son los que tienen las grandes bodegas y los que controlan el movimiento de las pequeñas cajas de plástico con música en su interior.

La gente que toma las decisiones en las discográficas es bastante ignorante -La mayoría son cuentistas que empezaron como agentes o promotores de música- y que finalmente ahora estan más o menos acercándose a intentar pretender comprender que ambas versiones de su modelo de negocio se han ido a tomar por culo. La usura se ha secado gracias a la tecnología digital de que permite hacer música con mínima inversión y, al dejarnos a nosotros construir una tienda de música en línea, han firmado ellos mismos la línea punteada que les retira del negocio de la distribución.

En los días del vinilo, luego del CD, las discográficas conseguían mantener el control manteniendo muchos distribuidores en un mercado muy desconectado entre sí y propiciando la competencia entre ellos. En el mundo digital sólo nos tienen a nosotros. A nadie más.

El error de las discográficas es, irónicamente, el mismo que cometió IBM cuando le dió la franquicia de DOS a Microsoft hace 30 años. Enfrentados a un mercado nuevo que no podían comprender y con una tarea que no podían o no sabían hacer y que no consideraban crítica o importante, decidieron subcontratar el trabajo a un socio. El socio convirtió esa parte sin importancia en un gancho para acumular poder y crear un monopolio y controlar la industria.

Estos días, en el negocio de la música, estamos donde estaban IBM y Microsoft en 1989, que fue cuando IBM abrió finalmente los ojos y entendió lo que Microsoft estaba haciendo.

¿Qué sucederá esta vez? No lo se, sinceramente, pero pinta bien.

Mis comentarios, en otro post, para no contaminar este.