Me he encontrado un vídeo de 2000 (la versión de este fichero es de 2002) que hicimos cuando probaba una nueva cámara MiniDV, un nuevo iBook y el recién liberado iMovie.

Lo subo no por la temática ((En retrospectiva supongo que es como todo. De saber que me lo encontraría 5 años después habría hecho algo diferente, y mejor)), ni por mostrar que en el 2000 iMovie tenía ya más funcionalidad de la que la nueva versión (iMovie ’08) tiene. Lo pongo porque al encontrármelo de nuevo (revisando copias de seguridad) descubro lo fatal que se ve y trato de recordar como me podía parecer que se viera fenomenal. 5 años nos han acostumbrado a niveles de calidad totalmente diferentes y esto ya no es aceptable más que en teléfonos móviles ((Y en éstos, de los baratos nada más)).

La moraleja: Guardad siempre los originales con la mejor calidad posible porque en cuanto la Ley de Moore de dos vueltas os vais a arrepentir (me recuerda a la gente que alegremente toma fotos hoy en dia a 640×480 porque “se ve bien en la pantalla del móvil”). Algo similar pasa en algunos de los álbumes de fotos en línea más antiguos que tengo, donde 588×369 (en el 2001) era una resolución aceptable igual que 320×240 lo era en 1998.

Ya puestos, otro de los vídeos que subí es de @natiaz (twitter), a quien le interese conocerla prima y que tal vez ayude a comprender su muy peculiar personalidad:

Hace algunas semanas Mozilla decidió, acertadamente, mejorar su presencia pública en España. Esto es parte de una iniciativa de atacar más seriamente el mercado europeo iniciada desde finales de 2006, cuando Tristan Nitot, Presidente de Mozilla Europa publicó las cuotas de mercado de Firefox en todos los países del continente,

Presencia de Firefox en Europa - Dic. '06

Estas cifras, compiladas por XitiMonitor en 2006, dejan claro que Firefox tiene mucha tarea que hacer en España que por, debajo de Ucrania, ocupaba el último lugar de toda la lista con un triste 13.6% ((Las cifras han cambiado recientemente y en el último reporte no somos los últimos, aunque seguimos en el último tercio.)) de presencia de mercado ((La dificultad de Firefox para penetrar el mercado español es bastante conocida. En un artículo del Herald Tribune comentan sobre el mercado español:

“Spain has been tough because people apparently are not aware of having options in their software,” Nitot said. “Apple faces the same problem because the Spanish cannot see beyond using Windows.”

Tienen también otras notas importantes sobre otros países, como el Alemán y los golpes de crecimiento de Firefox cada vez que hay un aviso de seguridad de IE.)). Es importante aprovechar que la versión 2 de Firefox tiene mucho más reconocimiento que la versión 7 de IE (actualmente en España tiene más del doble de cuota de mercado), y mantener esa cuota comiéndole mercado a la versión 6 de IE tanto como sea posible.

Para mejorar esta situación, Mozilla ha escogido a una de las compañías más famosas de gestión de Relaciones Públicas en el mundo: Lewis PR.

Lewis es una compañía muy reconocida en el sector por ser la que lleva la cuenta de Second Life ((Indudablemente un factor importante, considerando el tipo de mercado que puede ayudar a expandir el mercado de Firefox conoce y respeta Second Life.)) y por empujar, con mas ahínco que casi nadie más, la importancia de los blogs corporativos y de sus empleados (y ponen el ejemplo enlazando, desde el suyo propio, a los de sus empleados) como presencia vital en el mundo actual, así como tener una tendencia decididamente innovadora y diferente en su enfoque a las relaciones públicas.

También llevan la cuenta de BT y fueron claves (a través de OCTANE, una división especializada de Lewis)en el evento de FON y BT de esta misma semana que Martín Varsavsky comentaba hoy, del que salió finalmente BTFON.

Ninot, Cortesía de mmorocaHoy Mozilla, organizado por Lewis, ha tenido un evento de Mozilla del que probablemente leamos mañana en los blogs de costumbre. Con bloggers invitados (twitter entre paréntesis) de Hipertextual (mmoroca), Pixel y Dixel (pixel_jonan), Clipset (CarolinaD) y japonismo (luisete), entre otros; y con la presencia de la gente de Lewis y el mismísimo Tristan Nitot ((Para sorpresa de mmoroca.)).

CarolinaD y pixel_jonanConsiderando la lista de asistentes me parece una excelente idea la de incluir blogs representativos de todo tipo y tema y no sólo de tecnología. Algo que suele pasarse por alto en estos temas, ignorando precisamente que muchos de los bloggers más influyentes no son realmente técnicos sino que les interesa el tema y hablan de ello de una forma entusiasta que provoca que otros se interesen y se emocionen por igual ((Enrique Dans es un ejemplo perfecto de este efecto.)). Además, aceptémoslo, a los que nos interesa la tecnología hace tiempo que decidimos qué plataforma utilizamos y no hay que convencernos de nada, sólo de vez en cuando recordarnos.

El mercado más difícil de conquistar para Firefox, me parece a mí, será el mismo que para otro software libre: El corporativo. Las grandes corporaciones no quieren calidad ni les interesa el precio sino que, tradicionalmente, han apostado por la responsabilidad legal y derecho a pataleta que sólo te da pagarle a alguien porque te de un servicio. Los productos de Microsoft serán inferiores ((Dependiendo siempre de qué se mide, claro.)) en comparación pero el que haya una compañía “formal” detrás le da confianza a la corporación, que no quiere tener que tener expertos y no poder ir a gritarla a nadie si las cosas salen mal (“liability” es la palabra exacta para la que no encuentro una traducción adecuada) ((Aunque el resultado termina siendo que le cuelen aún más producto, “a un descuento especial por ser un cliente existente”.)).

EDITADO: Luis Rodríguez de AppleWeblog publica una entrada sobre el evento.

Así que ya sabéis. Si usas o conoces a alguien que use IE considera cambiar a Firefox!
Get Firefox!
Get Firefox!

Hace bastante tiempo que tenía pendiente compartir este. Es un bookmarklet (un bookmark que se puede poner en la barra de enlaces rápidos del navegador y que puede ejecutar un código) que permite ver los microformatos incluídos en la página que se está viendo.

El bookmarklet está disponible aquí:
Microformats

Para utilizarlo pincha sobre el enlace “Microformats” y arrástralo hasta la barra de enlaces de tu navegador.

Soporta Firefox, Safari e IE. y muestra los formatos de tipo “hCalendar” y “hCard“.

Un sitio excelente dónde probarlo es la página de Adactio, que es un fuerte abogado de los microformatos.

El tema lo llevo pendiente desde que comenté con Andrés sobre el theme Sandbox, que soporta microformatos nativamente. Esto significa que la pestaña lleva abierta en Firefox desde hace casi dos meses. Madre mía.

Una rápida.

Con la actualización de WordPress a la versión 2.3 muchos plug-ins han empezado a dar bandazos. Los más decentes se desactivan, mientras que algunos rompen el blog de arriba abajo.

WordPress Reports de tantan es uno que cae justo en medio. Un plugin extremadamente útil ((WordPress-Reports de Tantan permite tener una página donde se pueden ver directamente los gráficos de Google Analytics y de todos nuestros feeds simultáneamente, además de incluir el código necesario para estos. Recomendadísimo para consultas casuales de estadísticas.)) que se ve doblegado por la nueva versión.

Para poder arreglarlo nada más simple, por una vez y mientras sale la actualización, en sólo dos pasitos de nada:

1.-Borrar o renombrar el fichero blog/wp-admin/admin-db.php, si existe (no es de WordPress 2.3 sino de versiones anteriores).
2.-Editar el fichero blog/wp-content/plugins/tantan/wordpress-reports/tantan_reports_load.php y cambiar la línea que dice:

require_once( dirname(__file__).$tmpPath.’/wp-admin/admin-db.php);

por:

#require_once( dirname(__file__).$tmpPath.’/wp-admin/admin-db.php);

(es sólo añadir un # al principio de la línea. Se puede borrar completamente si es más fácil).

Con eso ya está lista para funcionar de nuevo.

Algo con lo que siempre insisto, aquí y en otros sitios, es que los blogs activen una opción de poder subscribirse a comentarios. Hasta hace poco he pensado que eso permite mantener la discusión viva. Es lo que creía y lo que hizo que Pablo se subscribiera a una entrada ((Una entrada que por otro lado me ha parecido excelente y con la que estoy totalmente de acuerdo. Los comentarios en los que esterotipando y siendo racistas se quejan de que a España se le menosprecia racistamente estereotipando su gente me han hecho reir.))hace unos días que le ha hecho replantearse mi consejo y toda la idea de comentarios.

Independientemente de que cuando lo sugiero me hagan caso o no la realidad es que el tema tal vez de un poco más de sí.

Hará unas dos semanas que leí un comentario que, sin rodeos, declaraba que a partir del sexto comentario ya no había nada que valiera la pena y Joel Spolsky lo explicaba bien hace poco:

Cuando un blog permite comentarios justo después del escrito lo que obtiene es un varias ideas interesantes y bien estructuradas seguidas de un montón de ruido y basura anónima que nadie -nadie- diría en voz alta si tuviera que responsabilizarse de lo que dice ((When a blog allows comments right below the writer’s post, what you get is a bunch of interesting ideas, carefully constructed, followed by a long spew of noise, filth, and anonymous rubbish that nobody … nobody … would say out loud if they had to take ownership of their words)).

Y pone como ejemplo esta entrada en un blog de bienes raíces. En el comentario #6 ya empieza el ruido, en el #13 ya hay insultos directos e invitaciones al suicidio. #18 y #23 están declarando una guerra mundial que sólo es la punta del iceberg de los siguientes 100 comentarios durante tres semanas (de bienes raíces, recordemos).

Dos de los sitios que más me gusta leer, DaringFireball y Kottke, no tienen comentarios en las entradas y ambos han defendido esta postura en el pasado. Kottke incluso puede activarlos si el tema lo amerita mientras que John Gruber considera los trackbacks como comentarios. Joel Spolsky tampoco los permite pero tiene foros separados para permitir interacción y el abuelo de los blogs, xml, rss y demás DNA de Internet, Dave Winer, es un acérrimo detractor de la idea de gente que vaya y escriba en “tu casa”.

La máxima que dice que el anonimato fomenta la estupidez suele ser cierta, como podemos comprobar en manifestaciones públicas o partidos deportivos. Los comentarios son simplemente una versión especializada de esto.

Si se dejan los comentarios abiertos, esperando que alguien llegue, te arriesgas a ir recogiendo basura durante meses, esperando tal vez que la cantidad compense la falta de calidad. De vez en cuando, y con mucha suerte, una discusión puede no degenerar totalmente y provocar un par de ideas interesantes o buenos sitios que no conocieras ya.

Pero, siendo objetivos, la mayoría de los comentarios dejan de ser útiles rápidamente. A veces los puedes dejar abiertos como experimento social, viendo cuánta basura irrelevante puedes recopilar pero rápidamente dejan de aportar nada realmente útil.

Así pues, ¿qué hacer? ¿Cómo se puede mejorar la proporción entre ruido y señal en los comentarios? (aparte de la obvia y perfectamente justificada acción de borrar todo lo que no sea relevante según el autor).

Probablemente una de las mejores opciones sea cerrar los comentarios automáticamente al mes de haber creado una entrada y poder hacerlo de forma selectiva. Idealmente un plugin que igual que ahora en una nueva entrada se pueden permitir o no poner una tercera opción de “permitir por 30 días” o así.

Otra opción con la que he estado experimentando es no permitir comentarios en algunos posts normales y en ninguno de los enlaces emergentes (RSS). Un punto intermedio con el que estoy también probando es desviando mucho hacia twitter, especialmente cosas que me encuentro pero que no ameritan realmente una entrada formal.

Pero hay más por hacer. Un blog no tiene por qué ser realmente un foro. No todo lo que se quiera comentar debería de aparecer ni toda entrada debería tener esa posibilidad.

Cuando surge la discusión sobre los blogs y su utilidad la gente sólo ve el lado serio. Discute de si son una competencia para los medios informativos tradicionales o que si es el triunfo del aficionado sobre el profesional.

Esta discusión no tiene sentido por muchas razones que no se si tiene sentido tocar; en parte porque pienso que es una discusión dónde los blogs más vocales del tema suelen perder toda seriedad, respeto y sentido común precisamente cuando defienden tenerlos.

Hay ciertas cosas, aun así, que jamás se le podrán negar a los blogs y una de ellas es la diversidad de temas, formatos y escritores que ofrecen. Este es para mí su gran fuerte y uno de los temas menos tocados, tal vez porque es más fácil defender lo que haces si tienes algún enemigo que al atacar te defina.

Como medio informativo los blogs son generalmente, y con perdón de los absolutistas, una red de repetidores. No generan noticias ni información pero si la transmiten. La cantidad de contenido original es poca y con frecuencia se ignora a cambio de la trivia del día o el vídeo de la semana.

No son un mejor medio informativo que un periódico o un noticiero de televisión, sólo uno diferente. Uno más eficiente en ciertas situaciones porque puede cubrir más mundo en menos tiempo. La mayor parte de las noticias reales en los blogs vienen precisamente de medios informativos tradicionales y los blogs mismos ayudan a distribuir esta información de forma más eficaz e indiscriminada. Hasta los medios tradicionales reconocen esta situación y canales de televisión, periódicos y cadenas de radio están incorporando ideas de los blogs en su propio modelo.

Cuando se discuten las bondades de los blogs esas son las avenidas en las que los argumentos se atropellan y por su culpa no es fácil ver sus aportaciones menos obvias.

Pero los blogs son otras cosas también. Son el triunfo de la trivia y del conocimiento especializado. Son la posibilidad de que hasta la persona más humilde pueda compartir aquel par de cosas en que es experto. Aquello de lo que sólo sus familiares y amigos cercanos se beneficiarían hace sólo una generación ahora pueden aprovecharlo cientos o miles de personas. Si tienes algo que compartir puedes poner un blog y no importará tu raza o edad. Si tienes algo que decir hay miles de personas esperando para leerlo.

Hoy en día estoy aprovechando todo este océano de especialidades y experiencias añadiendo a mis feeds varios blogs que tratan sobre paternidad, bebés, cuidados y demás. Uno más de los ejemplos de cómo cambian tus intereses y gustos al saber que se te viene familia nueva a casa. Hay una nueva categoría en mi lector de RSS que se llama “Babying” con media docena o así de blogs que he ido recopilando y había estado manteniendo en “misc”. Está claro que la parte fácil de tener un hijo fue hace seis meses pero el haber encontrado tantos sitios realmente interesantes sobre un tema menos típico me ha hecho pensar en la futilidad de discutir sobre si los blogs reemplazan a los medios tradicionales cuando me ha parecido perfectamente obvio que los complementan.

NOTA: Esta entrada llevaba al menos una semana macerándose y probablemente no la hubiera sacado si no fuera por ciertos eventos personales y porque salió otra tremendamente similar en el dashboard de WordPress.

Tras una invitación a evaluar un rediseño de una web resurgió, hace unos días, la eterna discusión sobre publicidad en web. Un tema que ha sido tratado hasta la saciedad pero me parece que de vez en cuando conviene refrescarlo, ya que sus matices se pierden con el tiempo.

Ojalá el mundo fuera blanco y negro, y realmente se dividiera entre los malos que ponen publicidad y los buenos que no. Ojalá los hosting se pagaran sólos o, al menos, todos tuvieramos para pagar el nuestro.

En el mundo real las cosas cuestan dinero y es famosa la situación donde por volverte popular de repente ya no puedes costearte a tí mismo.

Si puedes pagarte los costes sin ayuda de nadie entonces perfecto, no tienes ningún problema y la decisión de no poner publicidad es fácil. Si no puedes entonces las opciones que tienes son pocas, y todas son polémicas.

Sin intentar entrar en inútiles discusiones filosóficas de si la publicidad es correcta asumiremos que estás considerando hacerlo, como una de tus alternativas. Si es así es importante entender que existen formas inteligentes de introducir publicidad en un sitio web sin alienar a los visitantes regulares.

A todo esto, esta entrada trata solamente de publicidad sindicada. No publicidad tradicional con un proveedor que paga por un espacio fijo (al estilo de los periódicos y revistas) sino sobre banners y referencias.

El principal problema con la publicidad es su factor alienante. Su inclusión invariablemente abarata cualquier diseño y contenido y molesta a los interesados por el contenido. Así pues sale, de forma natural, la primera y más importante regla de la publicidad web:

No le pongas publicidad a tus visitantes frecuentes.

Esto es una cuestión de respeto. Tus visitantes regulares no van a tu sitio a ver tu publicidad y seguramente no les interesa.

Aún así sigue siendo vago porque hay más matices que pueden aplicarse. La mayoría de los que han investigado esto con alguna seriedad comentan los mismos consejos:

Activa la publicidad para entradas antiguas.: En páginas y entradas que tengan más de un mes puedes tranquilamente poner publicidad. Sólo la verá gente que llegue por casualidad o por estar buscando un contenido específico y pueden perdonarla.

En la medida de lo posible, mantén tu página principal libre de publicidad: Con frecuencia esta será la primera impresión que alguien se lleve de tu página. Sitios que te enlacen sin especificar un post lo harán aquí y es, a final de cuentas, tu cara al mundo. Tu página principal al mismo tiempo es la primera imagen que das y el lugar más genérico de tu sitio, ninguna publicidad se adecuaría de todas formas.

Ofrece un incentivo para que no aparezca la publi: Una excelente idea es lo que comenta Donncha: Una nota justo antes de los comentarios que diga sin rodeos: “¿No te gusta ver la publicidad? Regálanos un comentario y desaparecerá”. La ventaja de hacer algo así es que fomentas la participación.

Minimiza la publicidad que sí pongas: Hay mucha publicidad que no tiene sentido por irrelevante (helium.com) o por ser universalmente odiada (snap.com). Intenta enfocarte en la publicidad que te da una entrada y que se toma en serio a sí misma. Google siempre es una buena opción en este aspecto.

Considera remuneraciones alternativas: Dependiendo de tu contenido y enfoque es posible que puedas aprovecharte de “referrals”. Comisiones que tiendas en línea como Amazon o servicios de Internet (hosting, dominios, etc.) dan por redireccionar posibles clientes. Es importante siempre, eso sí, dejar claro que recibes comisiones por estas redirecciones.

Si vas a poner publicidad, que valga la pena: Si tienes un blog de cine poco importa un anuncio de tóner. Intenta tener publicidad relevante, especialmente la dirigida a los visitantes que vengan de motores de búsqueda. Si tienes un sitio con entradas serias no pongas publicidad de porno o ligoteo. Recuerda que tu publicidad habla tanto de tí como lo que escribes.

Algo interesante en los blogs es que no son tus usuarios asiduos y regulares los que te dan de comer (la mayoría de tus usuarios regulares no ven tu publicidad o la bloquean directamente desde el navegador) sino la famosa “larga cola” que la fama que te dan esos usuarios provoca como efecto secundario.

EDITADO: Donncha me ha contestado a una duda, donde le pregunto por qué considera que a las hordas de los sitios sociales (Digg, Fresqui, Enchílame, Menéame) no se les debería mostrar publicidad. Mi opinión era que considerando que el 99% llega, apenas mira y se vuelve a ir (a veces sólo dejando un comentario soez o sin relación) bien podrías meterles más publicidad pero su argumento es mucho más válido: “Ese 1% que puede que te enlace bien vale no poner publicidad a ninguno”. Dado que la idea es no alienar visitantes es un punto perfectamente válido.

Para resumir, toma en cuenta estas sugerencias al momento de considerar la publicidad en tu blog:

  • Cuida a tus visitantes habituales. Nada de publicidad, especialmente en RSS.
  • Selecciona tu publicidad para que sea efectiva por ser adecuada.
  • Aprovecha la “larga cola” de visitantes ocasionales. Ponles publicidad relevante.
  • Busca modelos de publicidad alternativos (amazon, hosting, referrals)

Hay muchas más ideas pero muchos otros las han tocado con mayor profundidad pero quería aprovechar y sacar esta entrada de la lista, ahora que ha dejado de ser relevante.

No he escrito ninguna entrada desde hace una semana y las visitas han ido subiendo constantemente.

No lo entiendo.

A lo mejor es una señal. A lo mejor si dejo de escribir para siempre llegaré a tener más tráfico que MySpace…

Si usas facebook, twitter o te gusta participar en foros ya lo conoces.

Bacn: Es mejor que el spam, pero no es filete“.

Bacn es todo eso que sería spam si no fuera porque te llega de sitios a los que has entrado voluntariamente.

Notificaciones que quieres, pero no ahora mismo“.

Cuando un foro te envía un mail de que hay respuestas sin leer y tienes que entrar para verlas. Cuando te llega que alguien te ha añadido en Twitter. Cuando escriben en tu página de Facebook y te llega un aviso.

Son los e-mails que recibes que no son personales pero tampoco son SPAM. Son las ubicuas notificaciones electrónicas.

Recibir tu factura electrónica de Amazon o tu recibo de compra de cine por email es bacn. Recibir el mail de telefónica insistiéndote que te pases a la factura electrónica es SPAM.

Producto de Andy Quayle, Tommy Vallier y Jesse Hambley, en pleno PodCamp Pittsburgh, perfectamente describe ese efecto secundario de la mentada “Web 2.0” e inevitablemente pierde una vocal en el camino:

Bacn: Es como el SPAM, pero al menos sabes de dónde viene

Tenemos hasta un vídeo del brainstorming y empiezan a salir matices y movimientos liberadores y hasta la obligatoria petición en línea.

Y yo sin una foto de un buen cacho de tocinote para poner en el post. Diablos.