Que algo tan estúpido como que un pañito se enganche en una tecla pueda molestar tanto. Por lo visto no es tan fácil reemplazar las teclas rotas de un PowerBook sin garantía de hace 3 años. Hasta ahora he encontrado la opción de reemplazarlo completo (por 130€) o de comprar en USA reemplazos a 5$ con 35$ de envío, que es casi tan malo.

Mírala. Tan inocente.

Blah.

Me sorprende confirmar que mucha gente de “clase media” piensa votar por Felipe Calderón. Confirmo esto después de entablar platicas políticas de sobre mesa con los padres de uno de mis amigos. Y de traer el tema político a colación con varios otros amigos y amigas muy cercanos.

Algunas cosas que noté:

Muchos me dicen que “¿Cómo es posible que se me ocurra votar por Andrés Manuel López Obrador (alias el “Peje”)?”. Me dicen que van a votar por Felipe Calderón porque es el menos malo de los tres y porque le da continuidad al gobierno de Fox.
Continúa
Continue reading

Estas son las 9 aplicaciones que me parecen más interesantes para mejorar la experiencia de navegar por Web, específicamente sobre Safari. Más en PimpMySafari.com.

Safari es, sin duda, el navegador Web más utilizado en Mac. Se adhiere a estándares, es rápido y tiene un soporte fabuloso. Es además, y no tan conocidamente, bastante extensible (no tanto como Firefox, claro). He aquí algunas extensiones que lo hacen mucho más utilizable.

saftmousie Saft es el “uno” del “uno-dos-tres” de Safari. Una de las dos aplicaciones indispensables para mejorar Safari. Permite cosas tan vitales como recuperar todas las pestañas y ventanas despues de salir de Safari (o después de que se caiga), permite hacer “undo” al cerrar una pestaña y abrirla de nuevo y reordenarlas. Provee multiples “canales” de búsqueda con atajos. USD$12
SafariStandmousie El “dos” del “uno-dos-tres” de Safari. Permite cambiar el estilo de Safari y provee un panel lateral con varias funciones adicionales (incluyendo “previsualizaciones” de las paginas en las pestañas).GRATIS
PithHelmetmousie El “tres” del “uno-dos-tres” de Safari. El mejor bloqueador de anuncios que tiene Safari. Se los come todos. USD$10
Creammonkeymousie
Surf Rabbitmousie
(universal) permiten tener “plugins” que modifican la forma en la que una página web carga. Estos plugins (ficheros de JS) pueden añadir, modificar o eliminar elementos de las páginas cuando se ven, permitiendo sacarle el jugo que los desarrolladores no pudieron poner originalmente. Aquí hay algunos scripts para creammonkey convertidos de Greasemonkey, aunque yo prefiero el funcionamiento de Surf Rabbit.GRATIS
AcidSearchmousie (fabuloso hostname, ¿no?) AcidSearch es uno de esos programas que al usarlos te preguntas ¿¡Porqué no viene de fábrica así!?. Permite configurar varios “canales” de búsqueda en Safari, en vez de solo Google. Por poner un ejemplo, al buscar “mu AcidSearch” mostraría resultados en MacUpdate sobre el programa llamado AcidSearch. La funcionalidad de AcidSearch está también integrada en Saft, un programa casi indispensable en el kit de cualquier usuario de Safari.GRATIS
DownloadCommentmousie Guarda el URL del que se bajo un fichero en los comentarios del Finder del mismo. Mucho más útil de lo que parece, existía en OS9 y desapareció en OSX, así que se agradece.GRATIS
SafaLinkmousie Un script de AppleScript que al ejecutarse crea una lista de todos los URLs contenidos en una página web. Util para crear índices donde no los hay.GRATIS
SafariSourcemousie Permite ver el código fuente de una página web formateado adecuadamente con colores.GRATIS
WebDevAdditionsmousie Agrega varias funciones al menu de edición de Safari destinadas a desarrolladores de páginas Web, incluyendo la modificación de las mismas en “caliente”.GRATIS

EDIT: MMM ha publicado un link a una lista similar dedicada enteramente a desarrollo de páginas en Safari. Interesante.

Nota: La experiencia de otros usuarios puede ser muy diferente a la mía. Esto me parece muy bien por ellos y si quieren que lo pongan en los comentarios. Pero mi opinión de Jazztel no puede sino empeorar ya así que mejor no defenderlos. Quedaría mal.

Anoche me han llamado por teléfono. El principio de la conversación ha sido así:

Señorita: ¡Hola! ¿El señor fulanito detual?
Yo: Fulanito de TAL (mala señal cuando tu apellido lo dicen mal, pero hay que tener fé en la humanidad, me dicen)
S: ¡Buenas Tardes! (¡eran las 11 de la noche!)
Y: Buenas…
S: Le llamamos porque es titular de una línea de teléfono y ADSL de Telefónica. (empiezan a sonar las alarmas, posibles rutas: 1.-Un problema de pago, 2.-Un aviso de nuevos servicios, 3.-Una oferta de Telefónica, 4.-Alguien ha obtenido demasiados datos mios y me quiere vender algo)
Y: Así es… (no tiene sentido ocultarlo, no es un gran secreto de estado ni nada)
S: Y porque en su factura probablemente tiene un gasto mensual de alrededor de 60 euros… (no está muy claro si es una pregunta, pero el ‘sentido común’ haría que cualquiera contestara “si” o “no”. Esto se llama “Ingeniería Social“, señores)
Y: Hmm… (Siempre una buena respuesta. No se esperan que quien contesta no tenga ‘sentido común’)
S: Perdone, señor ‘deTal’, no le he escuchado (Traducción: “!Mierda, este no me ha confirmado la cantidad!”)
Y: Sí, es porque no he dicho nada.
S: Ah. Entonces Ud. gasta alrededor de 60 euros en su factura de telefónica por concepto de llamadas e Internet, Señor deTal…
Y: (Sigue sin haber qué decir, y odio repetirme cuando no digo nada)
S: (Lástima, les dan puntos extra cuando sacan información jugosa extra como ésta)
S: Le llamamos para avisarle que a partir de mañana puede disfrutar de sus llamadas y su línea ADSL por solo 30 euros al mes. (Hmm. Debe estar desesperada. No suelen soltar la parte del dinero antes de decir TOOODAS las ventajas que tendrá el soltarlo.)
Y: Ajá. (Respuesta equivocada, por lo visto.)
S: Llamo desde una agencia que tiene un convenio con telefónica para comunicarle que a partir de mañana puede disfrutar de sus llamadas e internet por sólo 30 euros al mes sin compromisos por su parte. (un maravilloso ejemplo de manipulacion telemarketística y de ingeniería social, de nuevo. Noten como no mencionan de donde llaman, usan lo del ‘convenio’ como una forma de obtener confianza, añaden el “para comunicarle” de forma que parezca que es por parte de Telefónica (no lo es y la frase es conscientemente ambigua), dicen que se puede “disfrutar” inmediatamente (la palabra “disfrutar” es un verbo vacío que legalmente es casi sinónimo de ‘usted usa, nosotros cobramos’) y dejan claros que “no hay compromisos”, lo cual significa realmente que ellos hacen el cambio sin mayor permiso que el telefónico.)
Y: Ajá. (Respuesta equivocada, de nuevo. A estas alturas debe estar asombrada mi interlocutora argentina de porqué no estoy saltando de la emoción de poder gastar un poco menos sin saber que me están ofreciendo. Esto no está saliendo bien.)
S: (se oyen hojas pasando, parece ser que hay ciertas situaciones que aun no tienen en el manual de “como marear a posibles nuevos usuarios”)
Y: Yo Es que no uso el teléfono, señorita. Lo tengo sólo para recibir llamadas de mi prima, llamar a las Pizzas y al Chino y conectarme a Internet (Es hora de darle un poco de cuerda, no vaya a colapsarse la chica)
S: ¡Y además se le ampliará su conexión de Internet a 20 Megas!. (ALARMA! ALARMA! ALARMA! Ahora ya sabemos quiénes son. Ahora ya sabemos lo que quieren. Y ahora ya sabemos que es perfectamente válido ponerse cortante, borde y agresivo. Vas a ver tú si te enteras. El grito fue literal, por cierto. Debe haber sentido que le lanzaba un salvavidas o algo con la entrada de lo de Internet.)
Y: Perdone, señorita, ¿de dónde dice que me llama? (ya localizado no tiene mucho sentido continuar jugando, veamos que inventan)
S: Como le comentaba, señor deTal, le llamo porque usted es subscriptor de Telefónica y…
Y: No, perdona. ¿ de dónde me llamas?
S: Ehrm. Del mumble mumble de mumble Jazztel mumble
Y: ¿De dónde, perdona?
S: Ehrm. Del centro de atención a clientes de Jazztel.
Y: Vale. Muy bien. No estoy interesado. No quiero tener nada que ver con Jazztel. No quiero saber nada de la compañía. No he dado mis datos y NO autorizo a que Jazztel me haga nada con mi contrato telefónico o mi acceso a Internet.
S: ¿¡Pero cómo puede decir eso!? ¡Si nunca ha tenido nuestro servicio!
Y: Eso no significa que no sepa informarme y que no sepa deducir por sus prácticas que no es una compañía confiable.
S: ¿Me está diciendo que no soy confiable?
Y: Ehrm. Si, creo que eso estoy diciendo.
S: Señor deTal, me parece Ud. debería probar un servicio antes de difamarlo de esa manera ¡porque si no lo ha probado no puede opinar sobre él!
Y: Espera un segundo, ¿Me estás regañando a…
S: *click*

Así es. Me colgaron. Me colgó un telemarketer. No se si estar contento y satisfecho o preocuparme. Es posible que ahora mismo esté en media docena de listas de compra (a los diez minutos me llamaron para ‘regalarme’ una tarjeta de crédito).

Odio Jazztel. Y odio el telemarketing. Y antes de que alguien opine aclaro que no estoy con Telefónica porque sea la mejor, sino porque es la menos mala.

Ahí está. Me lo he quitado del pecho.

Diserio ha hecho un análisis de los paisajes urbanos (Skylines) más destacados del mundo de acuerdo a la cantidad de rascacielos que tienen y ha sumarizado los 15 que considera mejores aquí. Aquí, un resumen: