“Porque lo digo yo”, de padres y sus blogs

Entre esos sitios que reseñan cochecitos, cunas, ositos y biberones que estos días parecen plagar mi RSS he encontrado uno que todos los días me provoca una sonrisa y uno que recomiendo a todos: “Because I Said So” de Dawn Meehan.

La historia de Dawn es simpática y un ejemplo de cómo los blogs ayudan a que un talento sea disfrutado por mucha más gente de lo que hubiera sido en el pasado: En Marzo de 2005 Dawn creó una subasta en eBay para vender una pelota de baseball usada. Esta pelota probablemente no hubiera sido gran cosa en sí misma pero Dawn escribió una genial recapitulación de los eventos que la llevaron a vender la pelota, contando de paso parte de su vida como madre de sus entonces cinco niños (ahora son seis). 220,000 personas visitaron la subasta y la pelota se vendió por $1,125.00.

La historia de esa pelota de baseball se volvió su primera entrada e introducción dos años después, cuando la gente la convenció de que siguiera compartiendo sus historias. Estos días Dawn recibe más de 100,000 visitas diarias de más de 70 países y aunque durante un tiempo siguió creando subastas ahora ya no tiene la necesidad, habiendo recibido ofertas para escribir en programas de televisión, revistas y libros.

Aquellos que la hemos descubierto hace poco tenemos el gusto de tener varias entradas suyas y una más cada día para disfrutar, y esperamos que siga escribiendo todos los días algo, aunque estemos en cola para comprar su libro si alguna vez decide sacarlo.

Como abrebocas, una versión en español de sus diez veinte frases que nunca pensó que diría (funcionan mucho mejor en el inglés original, claro, y si se imaginan con la voz de una madre, de seis, después de todo un día de trasiego, mejor):

  1. No te eches chocolate en los pantalones.
  2. ¿Por qué tiraste los Legos en el báter?
  3. Sácate la salchicha de la nariz.
  4. ¿Dónde está el pelo de tu hermana y por qué llevas esas tijeras?
  5. ¿Cómo fue a parar la mantequilla en la moqueta?
  6. No, cariño, incluso con los pijamas de Superman no puedes volar.
  7. ¿Es miel eso que llevas en el pelo?
  8. ¡No puedes ir a la tienda en ropa interior y botas de goma!
  9. No. Los peces no se toman baños. ¿Por qué lo preguntas?
  10. ¿Por qué está el perro lleno de Yoghurt?
  11. ¿Y ese pato de dónde salió?
  12. ¿Por qué has puesto a tu hermano en la nevera?
  13. ¡Suelta esa ardilla!
  14. ¿Por qué están los pepinillos de color rosa?
  15. ¿Es la cuerda de la ropa lo que está atado al techo del garage?
  16. No. El perro no quiere ponerse el sombrero de vaquero.
  17. ¡No se patina sobre yoghurt por la cocina!
  18. Ataste tu cinturón al ventilador del techo, ¿por qué?
  19. ¡Es una salchicha fosilizada!
  20. ¡Porque lo digo yo!

La mayoría de estas líneas tiene una historia detrás y recomiendo pasearse el blog y subscribirse o leer las entradas antiguas. Tanto a los futuros padres como a aquellos con ganas de reir de vez en cuando con las historias.

NOTA: Originalmente este post y otro eran uno sólo, pero quedaba innecesariamente rebuscado. Aún ahora lo está, pero menos.

2 comments

  1. Uy, pero que mal suena eso…:)

    El problema de las subscripciones a los comentarios es que no hay evaluación. Te toca lo bueno con lo malo. Y hay más malo que bueno.:)

    A mi, por ejemplo, me siguen llegando comentarios frikis sectarios de seguidores de Ramtha de un par de posts de alt1040, que son entradas de hace mas de un año. Pero de vez en cuando hay algo inteligente que compensa lo demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *