Mapea tu vida con el GeoChron GPS

Una de mis grandes obsesiones son los mapas y los GPS, y algo que llevo mucho tiempo prediciendo (aunque la palabra aquí sería “esperando” o “deseando”) es una forma de poder obtener datos geográficos de mi situación en cualquier momento dado.

Esto, contra lo que pueda parecer, no es por una obsesión compulsiva de control sino por complementar datos en viajes y fines de semana. Por tener una forma de saber por dónde has caminado y por tener un registro de coordenadas que aplicar a las fotos que tomas, para saber dónde las has tomado.

La ventaja de tener un registro de GPS de tus actividades es que cualquier evento que puedas asociar a un día y hora determinados lo puedes localizar en el espacio también. Las fotos que tomes son sólo un ejemplo pero aplica también para películas o llamadas de teléfono o incluso que recuerdes haber visto algo en la calle pero no recuerdas dónde.

Un uso cuestionable sería que los comerciales de una empresa tuvieran todos uno y cada mañana tuvieran que descargar sus datos en la oficina, con lo cual se podría conocer sus actividades (a posteriori)

Hasta ahora había estado llevando varios tipos de combinaciones de GPS, blocs de notas y demás para este mismo propósito pero finalmente la tecnología parece haber llegado a donde esperaba.

Hace un par de meses Sparkfun anunció su nueva antena de GPS, que funcionaría con un también nuevo receptor de GPS en miniaturizado. Como no es fácil entender lo pequeño de estos dos nuevos equipos nos enseñan fotos de ambos puestos sobre una moneda de 25 céntimos de dólar (de tamaño aproximado a una de 2 euro):

Receptor de GPS de Sparkfun. 1cm por lado.Antena receptora de GPS. 8x2mm.

Con la tecnología ya a punto Sparkfun nos trae el producto que llevaba años esperando: El GeoChron GPS Logger (ficha técnica en PDF).

GeoChron GPS Logger Sparkfun

En un tamaño no más grande que una cajetilla de tabaco tenemos un receptor GPS pero hay aún algunas formas (pocas, sinceramente) de mejorar el GeoChron GPS Logger, aparte de la siempre importante del tamaño:

1.-Puerto USB para:
-Para poder usarlo como un receptor GPS normal conectado a un ordenador
-Para poder cargar la batería desde el USB
-Para poder conectarle un módulo Bluetooth/USB (#1, #2, JPG) y usarlo con un ordenador o PDA Bluetooth.

2.-Formato más chico. Es posible, como demuestra el TrackStick II.

3.-Memoria interna: Con 1 a 8 MB sería suficiente. El coste añadido sería de menos de un par de dólares.

4.-Modos de captura configurables: Hay un modo interesante de captura en algunos receptores que no registran entradas en el log a menos que haya un movimiento real (representado por al menos cinco movimientos continuos a una velocidad similar y una dirección similar). El receptor mantiene en memoria los últimos registros pero sólo escribe si es necesario. Esto ayuda a mantener los logs chicos sin perder exactitud (cuando el receptor esta detenido no registra entradas).

5.-Un botón para crear un marcados: El formato en que se graban los datos es NMEA. Este permite la creación de “marcadores”. Un pequeño botón de presión en el aparato podría marcar que ahí hay algo a recordar.

6.-Aunque no quiero exagerar, no estaría nada mal que los de Sparkfun hicieran un minikit con su propio kit de pantalla y altavoz que se pudiera conectar al Sparkfun, solo para mostrar el estatus de los satelites y las coordenadas actuales.

1 comment

  1. Da un monton de fallos, sino mirad los foros de Sparkfun, he comprado uno y no funciona bien ninguno de los modos, corrompe los datos de la SD, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *