Mes y pico

En esta semana varias personas, gente cuya opinión valoro enormemente, me han comentado que hace más de un mes que no actualizo.

He estado revisando lo que he puesto este año y veo que ha ido cambiando. Prácticamente no he metido entradas cortas y casi no han redireccionado a otros sitios. Los enlaces han sido pocos y espaciados donde antes eran la única constante.

Twitter en parte es culpable. Las ansias de escribir ideas cortas o de reenviar enlaces se me van por ahí, usualmente con respuestas inmediatas. Cuando me encuentro algo interesante en Google Reader lo comparto directamente1.

Ilse, claro, es el otro factor. De repente he pasado a tener poco más de dos horas de tiempo libre al día, en total y en segmentos discontinuos. Y eso que por lo visto es una niña tranquila, no quiero imaginar lo que tener un hijo de esos de los que no paran de llorar, patalear y estar incómodos tiene que ser. Tengo amigos que se asombran de que podamos dormir cinco horas seguidas todas las noches o de que la nena no llore todo el tiempo que está despierta2.

Es, precisamente, la llegada de Ilse, lo que probablemente esté haciendo que no haga entradas que no sean realmente personales (opiniones, ideas o comentarios). Compartir en twitter o compartir por Google reader es rápido, efectivo e inmediato.

Así pues, no se qué hacer.

  1. Si usas Google Reader y quieres que te lleguen las entradas que comparto no dudes en añadirme o subscribirte. Mis contactos aquí. []
  2. Y yo, en silencio, doy gracias. []

7 comments

  1. Pues tienes que hacer lo que te de la real gana, así de claro. Cuando montamos un blog no suscribimos un contrato oficial con los lectores (quizá sí uno tácito pero, ¿qué más da?).

    O podrías hacer posts de Twitteos selectos y en paz. En mi Feedburner he integrado Flickr (y me pregunto cuánto tardarán en integrar Twitter).

    In any case, glad to see you back :-]

  2. Ya te dije qué hacer. Escribir.

    A mí también me pasa con twitter algo parecido. Pero me provoca un mecanismo diferente, cuando siento que un tema está siendo recurrente en twitter, o que tengo algo más para decir y no quiero aburrir a todo el mundo en el timeline pero sí quiero dar mi opinión sobre algo, me voy al blog.

    Twitter tiene esa virtud de inspirarme que muchos blogs habían perdido. A raíz de twitter no sólo renové completamente mis feeds, sino que diariamente encuentro temas, comportamientos, situaciones mías, de otros, sobre las que quiero escribir. Es aire fresco.

    Con respecto a los enlaces me cuesta más, porque voy guardándolos y después me olvido de postearlos.

    Una buena solución es postear corto. Dos párrafos, pero no nos quites la regularidad de tu prosa.

  3. Me parece que Ilse es una de las mejores razones del mundo para haber dejado de escribir.
    De todas formas, como dice Algernon no has firmado ningún contrato para escribir en TU BLOG :)

    A ver si me animo y me escribo aunque sea una entradilla por semana, primito querido

  4. ¡Anda, es verdad, pero si tú tenías un blog! :)

    Es broma, es broma, estoy con Algernon, lo último sería que alguien te pidiese cuentas por no escribir con más frecuencia. Bien es cierto que es un placer leer lo que pones por aquí, pero hay material suficiente como para que repescar lo que dijiste en meses (o años) anteriores no sea aburrido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *