¿Te dice algo la voz de tu conciencia?

Eduardo enlaza, en alt1040, a una propuesta de Mark Nutter en la que se ofrece, como alternativa a pagar por los CDs originales de música, el enviarle una cantidad nominal a los autores. Esto podría parecer igual a comprar música en línea excepto por el hecho de que se salta al intermediario y que la cantidad la decida cada quien (mientas sea “algo”). Mi comentario:

consciencecleared_1.jpg

Ojalá esta costumbre se volviera algo común. Conozco algunos que lo hacen enviando dinero en un sobre junto con su correo de fans. Si los autores empezaran a poner un botoncito de PayPal sería aún mejor.

Dicho esto, aquí viene la parrafada (no sería yo si no hubiera una):

Si esta idea se adoptara sería excelente. Sería un triunfo del sentido común y algo de lo que estar orgullosos por la humanidad. El problema es que supone que la mayoría de la gente hace “copias privadas”, no “piratea”. Lo hace por comodidad o por principios, no por ahorrarse dineritos.

Ya sucedió cuando quitaron el DRM en iTunes; y hemos tratado de disimular cruzando los dedos esperando estar equivocados.

¿Eso que deseabamos con dedos cruzados? ¿Que en el fondo la gente quiere compensar a los autores y no se lo permiten con las costumbres actuales? Creo que hemos pecado de idealistas.

Toda esa gente que se ponía de nuestro lado cuando alegábamos que la “copia privada” estaba amparada por la ley. Cuando decíamos que cualquier P2P era mejor que un DRM que nos limitara.

Resulta que toda esa gente realmente no estaba con nosotros porque pensaran que teníamos la razón sino porque les convenía. Todos ellos han ido bajando el volumen a medida que aparecen formas de remunerar a los autores y al final nos ignoraran cuando ya no hayan excusas porque, en el fondo, lo que hacen lo hacen por una sola razón:

“Porque es gratis”

La “piratería” se ha vuelto algo normal. Lo que hace todo el mundo. Hoy mismo me han llamado “marciano” por siquiera sugerir en comprar una película que te guste (y eso que era después de bajártela y haberla visto). En las cafeterías y al salir a fumar la gente se intercambia tips para optimizar el router, para aprovechar mejor “la mula”. No discuten nunca sobre si sus derechos como consumidores son pisoteados o intercambian propuestas para una remuneración más adecuada para los autores.

Que no. Que tarde o temprano tendremos que aceptarlo. Que la mayoría repite nuestros argumentos cuando decimos que hay que buscar una forma justa actualizada de recompensar a los autores pero, para esa mayoría, la única ventaja real del P2P es precisamente que no hay que recompensar a nadie.

Esta propuesta, además, sigue sin proponer que se haría con las películas y las series de tv (en estas discusiones siempre se evitan estos dos temas, porque no convienen). Ya es un gran paso, sin embargo, ofrecer alternativas.

DISCLAIMER: Yo me bajo series de TV (MUCHAS) y algunas pelis (#1, #2. #3, #4). No las grabo a CD o DVD sino que se van a un disco duro y si me gustan las compro cuando salen en DVD.

7 comments

  1. Caso curioso (y real; porque podría ser curioso pero habérmelo inventado): conozco a un bajista que editó sus primeros discos en una discográfica relativamente pequeña. Discos muy buenos, por otra parte. El pez grande se come al pequeño y una gran discográfica se hace con ella, y así consigue los contratos de cesión de derechos de sus artistas.

    Con el tiempo, los discos de este bajista acaban descatalogados. Pero el contrato de cesión de derechos de esos primeros discos sigue vigente. Es decir, la discográfica puede volver a editar esos discos, si quiere, y el artista, por contrato, sólo puede obtener beneficio económico de esa obra a través de la discográfica.

    Es decir, sólo tengo una manera de hacerme de esos discos. Y, legalmente, no puedo pagar al autor.

    Estoy totalmente de acuerdo contigo. Si pagas por la música o por las películas, te miran con cara rara. Y no digamos cómo te miran si pagas por los programas que utilizas. Es un problema de educación.

  2. Ejemplos como este te podria yo dar docenas. Por eso es que la propuesta de enviarles un dinerito por cuenta propia, en un sobrecito o por paypal, con una nota que diga “gracias por la musica” (como en Mamma Mia!).

    Pensaba escribir una segunda parte porque, aunque es un poco utopica esta idea para compensar por la musica para cosas como video (TV y Cine) es totalmente inadecuada.

    (NOTA: El Safari 3 en mac –que ahora hay que aclarar– no me deja poner acentos en textareas de comentarios. A reportar bug toca)

  3. Magnatune (http://magnatune.com/) es una “discográfica” muy interesante, creo que viene muy a colación de lo que estamos hablando. Resumiendo:

    – puedes escuchar el disco completo antes de comprarlo.
    – pagas lo crees que debes, o lo que puedes.
    – reparto real al 50% de lo que pagas por el disco.
    – puedes regalar tres copias del disco.

    La pega es que el catálogo que tienen es escaso y que, claro, no es gratis.

    ¡Mencionas Safari 3! ¿Estás loco, quieres que venga Anónimo? (esto no lo va a entender todo el mundo)

  4. Es una idea interesante, si.

    A mi me parece que mucha de la musica va a pasar al modelo de negocio directo. Empezaran mas a salir bandas que se hagan sus cosas y se las busquen y se las financien con lo que reciban en internet.

    Lo que escribi es precisamente una llamada de atencion. Si no surge algo PRONTO vamos a tener problemas cuando una idea buena finalmente aparezca pero ya sea muy tarde. Que la gente ya haya enseñado a sus hijos que no hay relacion en recibir algo y pagar por ello (explicale tu la diferencia a tu hijo entre una serie de tv, un software y un juguete).

    Ya hoy en dia se ve de “pringaos” el pagar por las cosas. Ya esto es lo que estamos enseñando. Le vamos a explicar a un niño de 4 años lo que es la “copia privada”?

  5. Creo que otro aspecto que creo que se debería de cuidar es el concepto de “disco-objeto” para hacer atractiva la compra de CDs y DVDs.

    No se si solamente en México esté ocurriendo, pero yo tengo la impresión de que los discos se han venido desnudando. No se si es una forma de abatir costos para ofrecer un producto a un precio más bajo con la esperanza de “competir” con los piratas, pero muchas veces, cuando compras un CD o DVD te dan poco más que un pedazo de plástico circular en un estuche cuadrado o rectangular.

    Para mí (y espero no ser el único) un disco no vale solamente por el contenido que se puede reproducir, sino también por todo lo que le rodea. El arte de l aportada, los materiales del empaque, un libro con las letras de las canciones o información de la película… etcétera.

    ¿Cuándo fue la última vez que compraron un disco o DVD que les hubiera gustado tener en sus manos, que les gustara mostrar a algún amigo o que les produjera alguna satisfacción tenerlo en su estante?

    Hacer DVDs y CDs más atractivos seguramente por sí mismo no acabará con la piratería, pero no creo que la fomente…

  6. Cierto, cierto.

    Para mí esto es una extensión de la venerable idea de que “si jodemos a los que nos compran lograremos que los que no lo hacen desistan” que nos trajo cosas tan interesantes como la protección contra copia en los juegos o aplicaciones (los que los pirateaban usaban versiones craqueadas que se saltaban esto), el DRM (que hace que quien paga por música o video en linea esté más limitado que quien no lo hace) y los pop-ups en las páginas web (“vamos a hacer que nuestros usuarios sin bloqueadores de publicidad vean el triple y sea más molesta que nunca”).

    Hacer CDs o DVDs obviamente no se ha encarecido. La economía de escalados no aplica en algo para lo que de todas formas vas a hacer miles y miles de copias. El precio de un CD o DVD no debería nunca jamás subir de precio de lo que originalmente era (y proveer menos por el mismo precio es equivalente a subir el precio).

    Yo soy uno de esos que se compra los DVDs por tener la cajita bonita, con los extras y el diseño diferente. A medida que los DVDs van pareciendo como si hubiera comprado la copia china pirata (deberías ver la ínfima calidad de mi DVD de Aeon Flux, que aunque no sea una buena película se supone que es de presupuesto) incluyendo el aspecto de disco impreso en burbuja de tinta… Pues pierdo el interés.

  7. ¿Qué, quién me ha llamado? ¿Me he perdido algo? Lo siento, tenía la máquina un poco descuajeringada por haber estado metiendo betas que no debía ;)

    De todas formas, esa peli no la he visto. Creo que las dos primeras sí (Safari y Safari II: The return of the living dead). Esas estaban chupi, pero creo que la tercera es un poco remake-refrito, por lo que he oido :D

    Al tema que nos ocupa, mejor no opino, porque tengo opiniones vehementes y de dificil justificación posicional, y no quiero causar más follón (del necesario lol) a eduo y resto de compañeros bitacoteros.

    Pero vamos, en dos palabras, y prometo no usar derecho de réplica: es demasiado cómodo “conseguir” (o sea, robar con poco riesgo) todas las obras audiovisuales que uno quiera con 30€ al mes que le demos a telefónica y una mula gratuita. Crear un catálogo equivalente a ni siquiera la décima parte de la oferta del burrito de bajo costo es, sencillamente, imposible. Vamos, ni siquiera me creo que exista iTunes todavía (un milagro)…

    Yo, la única vía que veo, a pesar de que va en contra de mis más profundos principios y me hace hervir la sangre, es el cobro de los “canons” (de los cojones) en soportes vírgenes (discos duros incluidos) y, sobre todo, en tráfico de internet (ADSL). A nivel “mundial”.

    Seamos serios: el 75% (o cualquier otro porcentaje muy alto que os guste más) del tráfico de la ADSL en este país (y muchos otros) se dedica a la obtención de obras audiovisuales de derechos reservados sin remunerar al autor. Si de verdad queremos remunerarle pero “no podemos” (por ser una obra vieja, cara, extranjera, descatalogada, de autor “desconocido”, etc, etc), pues supongo que a nadie le importará pagar un canon de 0.5€ por Gigabyte descargado (adicionales) al mes para, al menos, intentar compensar a los autores en su conjunto.

    Pagar justo por pecadores y cobrar artistas populares en vez de los menos. Nadie dijo que fuese una buena solución (ni de coña, es una kk), pero la alternativa no es viable, por más que se intente, se faciliten donaciones, se ofrezcan “itunes” baratos, etc. Y la otra alternativa, no pagar nada, salvo a Telefónica, es la que estamos criticando aquí, ¿no?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *