Las peores escenas de películas

Adrián Massanet en Extracine nos cuenta las que le parecen 10 peores películas de todos los tiempos y en la discusión que se sucede (inevitable en estas cosas) me queda claro que realmente nos está contando algo que quedaría mejor descrito como “las 10 películas que considero mas decepcionantes por razones diversas pero aún así de conocimiento lo suficientemente público como para que quien lee entienda”.

No envidio su posición, escribiendo sobre un tema cuyo público es típicamente polar. Que lucha entre la calidad inalcanzable a la diversión vernacular con pocas cosas que caigan unánimemente en medio. En un mundillo en el que popularmente o eres un crítico y tienes que llevarle la contraria a las masas o eres un ignorante que no pide profundidad en lo que ve (ambos estereotipos y, como tales, erróneos). He aquí al menos algo bueno que los blogs de cine están trayendo al mundo, y es gente normal hablando de entretenimiento popular. Diluyendo una élite que hace tiempo cambió sus prioridades y decidió que a quien tenía que satisfacer era a sus colegas y no a sus lectores, los blogs traen cada vez más la vox populi y demuestran que es bueno lo que cada uno de nosotros dice que es bueno, no lo que nadie más nos diga.

Esperemos que todos estos nuevos sitios de cine en blog no empiecen a caer en la misma espiral de la que los que críticos de periódico y televisión maman. Esperemos que sigan diciendo lo que les gusta y lo que no sin esperar que nadie comparta su opinión (ni menospreciar a los que no lo hacen).

Ehrm. A lo que iba. En este caso listar las peores películas siempre será difícil porque lo más probable es que las peores de verdad no las haya visto ninguno de tus lectores (o no lo admitirían).

Entre los comentarios escribí que las verdaderamente peores no serían fácilmente reconocibles. Aún así, oportunamente, me envía un amigo un enlace a las seis peores escenas del cine se la historia y se pueden ver tres cosas: Que las películas realmente malas no las ha visto casi nadie; que cuando algo es realmente malo es fácil coincidir y, finalmente, que lo malo provoca adicción. Ahora quiero ver estas películas.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *